Publicado: 05.11.2013 11:20 |Actualizado: 05.11.2013 11:20

Reino Unido espía a Berlín desde su embajada, a cien metros del Bundestag

Un portavoz del primer ministro Cameron se niega a confirmar o desmentir la veracidad de las informaciones destapadas por un diario británico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Documentos filtrados por el extécnico de la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos (NSA) Edward Snowden publicados este martes por el diario británico The Independent revelan que el Gobierno de Reino Unido controla un puesto de escuchas secretas en su embajada en Berlín con el objetivo de espiar al Ejecutivo alemán.

En base a estas informaciones, el Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno británico (GCHQ) --uno de las tres servicios de inteligencia de Reino Unido--, opera una estación de escuchas encubierta en la legación diplomática, ubicada a apenas un centenar de metros del Bundestag (Parlamento) y de las oficinas de la canciller, Angela Merkel.

El parlamentario de Los Verdes y defensor de la protección de datos Jan Albretch ha destacado que "si el GCHQ controla un puesto de escuchas en el tejado de la Embajada británica en Berlín está dirigido claramente contra políticos y periodistas". "¿Suponen estas personas una amenaza?", se ha preguntado.

"La Unión Europea (UE) ha solicitado al Gobierno de (el primer ministro británico) David Cameron que explique las actividades del GCHQ en Europa, pero ha declinado hacerlo argumentando que no comenta sobre actividades de seguridad nacional. Esto va contra el espíritu de cooperación europea. No somos enemigos", ha agregado.

Por su parte, el portavoz de Cameron ha rechazado hacer comentarios sobre las informaciones publicadas por el diario. "No hacemos comentarios sobre cuestiones de Inteligencia", ha dicho al diario británico.

Washington ha cerrado algunas de las cien instalaciones de escuchas apostadas en embajadas de todo el mundo.

La semana pasada, el Gobierno estadounidense cerró un "nido" de interceptación en su embajada en la capital alemana, situada a 150 metros de la legación diplomática británica, en un intento por reducir el escándalo desatado por las escuchas telefónicas a Merkel.

La cadena de televisión alemana ARD ha mostrado unas imágenes de infrarrojos que muestran que la señal térmica de la estructura se ha reducido drásticamente desde el estallido del escándalo y que el material de su interior ha estado apagado desde entonces.

La base de escuchas estadounidense se encuentra en el interior de una estructura con forma de caja y ventanas de fibra de vidrio, opacas para la luz pero que permiten el paso de las señales de radio. Al parecer, la misma era controlada por la NSA y la CIA a través de una unidad secreta llamada Servicio de Acumulación Especial (SCS).

Washington ha cerrado recientemente algunas de las cien instalaciones que controla en SCS en embajadas de todo el mundo y ha transferido parte del trabajo al GCHQ. La operación utiliza material escondido y personal que opera bajo tapadera diplomática, cuya misión es desconocida para la mayoría de sus compañeros.

The Independent sostiene que varias imágenes aéreas de la embajada británica muestran un aparato que podría ser un nido de escuchas escondido en el interior de una estructura cilíndrica muy similar a la utilizada por el GCHQ en Berlín Occidental durante la Guerra Fría. En base a estas informaciones, el centro de escuchas estaría activo desde la apertura de la legación en el año 2000.