Publicado: 02.08.2014 17:11 |Actualizado: 02.08.2014 17:11

RSF denuncia las presiones con las que Israel somete a los periodistas españoles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La sección española de Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha denunciado hoy las "incesantes presiones" a las que, a su juicio, los servicios diplomáticos israelíes en España someten a los periodistas y medios españoles manteniendo una "perpetua actitud" de "intimidación".

RSF, en un comunicado, también ha condenado las acusaciones de la portavoz de la Embajada de Israel en España, Hamutal Rogel Fuchs, dirigidas a la periodista de TVE Yolanda Álvarez, enviada especial a Gaza, a la que tilda de ser una "correa de transmisión de los mensajes, cifras, imágenes y datos de Hamás".

Para RSF, las "presiones" que ejerce Israel "siguen siendo un obstáculo para la libertad de información, a la que se trata de amordazar y silenciar mediante la intimidación a una periodista independiente de un medio de comunicación público español".

La vicepresidenta de RSF-España, Macu de la Cruz, ha considerado "esencial" recordar que la libertad de información es un derecho "universal y elemental" en democracia, y que hay que apoyar y valorar al máximo la labor profesional de los periodistas que trabajan sobre el terreno "siempre y en toda circunstancia, pero más aún cuando se trabaja en zonas de conflicto, como es el caso de Gaza".

De la Cruz ha apuntado que además de ser falsas las acusaciones de la Embajada de Israel sobre la corresponsal de TVE "son especialmente graves porque la ponen en peligro".

"De acuerdo con el testimonio de otros periodistas y medios de comunicación en España, la Embajada de Israel mantiene una perpetua actitud de intimidación a los periodistas españoles", ha aseverado Reporteros Sin Fronteras en el comunicado.

Por todo ello, ha pedido a Israel que "deje de utilizar a sus diplomáticos como agentes de presión y propaganda", y a los medios de comunicación que "defiendan el trabajo de sus periodistas y no se dejen intimidar por estas burdas e inadmisibles maniobras de presión".