Publicado: 18.10.2016 09:53 |Actualizado: 18.10.2016 09:53

Rusia y Siria anuncian un cese de sus bombardeos y operaciones en Alepo

El alto el fuego es el primer paso para una tregua humanitaria de ocho horas en la
ciudad que Moscú había comunicado anteriormente. Estados Unidos critica critica
la iniciativa por dar "demasiado poco" y llegar "demasiado tarde".

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
Dos personas pasan por una calle de Alepo destrozada por los últimos bombardeos. - REUTERS

Dos personas pasan por una calle de Alepo destrozada por los últimos bombardeos. - REUTERS

MADRID.- Rusia y Siria han anunciado este martes un cese de sus bombardeos y operaciones militares en Alepo. Se trata, según ha informado el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, del primer paso para aplicar el próximo jueves una tregua humanitaria en la ciudad de ocho horas.

Moscú comunicó ayer que el 20 de octubre su Ejército y las Fuerzas Armadas sirias realizarán una "pausa humanitaria" entre las 8.00 y las 16.00 horas en Alepo. Durante este periodo, se abrirán dos corredores humanitarios por los que las milicias rebeldes podrán abandonar la zona oriental de la ciudad. También los civiles podrán salir y por ello el Kremlin insta a las milicias rebeldes a retirar las minas y bombas-trampa de los mismos.



Un portavoz del Ministerio de Defensa, el teniente general Sergei Rudskoi, compareció ante la prensa en Moscú para explicar la medida y denunciar las acciones de las milicias rebeldes del este de Alepo, a las que rechazan dar tregua. "El Frente Al Nusra y sus aliados tendrían un respiro, se reagruparían y recuperarían capacidad militar", argumentó. Además, Rudoskoi destacó que Rusia está ya trabajando con otras potencias para lograr un acuerdo de paz, pero que esa iniciativa llevará tiempo, por lo que mientras tanto se ha decidido esta pausa humanitaria.

La ONU aplaudió el anuncio. "Cualquier rebaja de la violencia, de los combates, cualquier pausa que se aplique de verdad será muy bienvenida", afirmó un portavoz de Naciones Unidas, Stephane Dujarric. "Vamos a aprovechar cualquier pausa para hacer lo que podamos. Evidentemente se necesita una pausa más larga para que entren los camiones" de ayuda, advertió.

Sin embargo, un portavoz del Departamento de Estado de EEUU, Mark Toner, criticó la iniciativa. "Una pausa de ocho horas en el sufrimiento ininterrumpido de la gente de Alepo sería algo bueno, pero francamente es demasiado poco, demasiado tarde". Occidente responsabiliza a Damasco y sus aliados de la escalada de hostilidades en Alepo, una violencia que, según la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), ha provocado más de 400 muertos y casi 1.400 heridos desde que el Ejército sirio relanzó su operación contra los terroristas del Frente al Nusra y los grupos rebeldes en el este de Alepo.

El Gobierno ruso ha subrayado en repetidas ocasiones que el Ejército de Siria ha sido el único que acató las condiciones del alto el fuego de septiembre y que el mundo no debe ceder al chantaje de los terroristas que retienen a los civiles como escudos humanos