Publicado: 22.01.2016 17:54 |Actualizado: 22.01.2016 17:54

Santos indulta a 30 guerrilleros de las FARC como gesto de buena voluntad

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas acepta verificar el cese definitivo
de la guerra en Colombia.

Publicidad
Media: 4
Votos: 3
Comentarios:
Sandra Patricia Isaza y Carlos Antonio Ochoa, dos de los guerrilleros indultados. - EFE

Sandra Patricia Isaza y Carlos Antonio Ochoa, dos de los guerrilleros indultados. - EFE

BOGOTÁ.- El Gobierno de Colombia ha concedido el indulto a 30 guerrilleros y guerrilleras de las FARC condenados por “rebelión” y “terrorismo”. Se trata de un gesto de buena voluntad del Ejecutivo presidido por Juan Manuel Santos que llega después de que el Fiscal General del país, Eduardo Montealegre, haya manifestado su disposición a ampliar la concesión de indultos a los cerca de 2.000 encarcelados de una guerrilla que cuenta, según diversas estimaciones, con 10.000 efectivos entre guerrilleros y milicianos. 

Algunos de los 30 indultados, que ya están en libertad, se convertirán en “promotores de paz” en La Habana, sede de las conversaciones entre el Gobierno y las FARC, con objeto de instruirse sobre el proceso de paz para posteriormente difundirlo entre sus compañeros de cárceles y frentes de guerra.



Coincidiendo con la concesión de los indultos, se ha dado a conocer que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, en coordinación con la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), ha dado su visto bueno a verificar, mediante observadores no armados, el cese al fuego bilateral y definitivo entre el Ejército y la guerrilla, así como el proceso de dejación de armas por parte de esta última.

La supervisión se iniciará a los dos meses de la firma definitiva del acuerdo de paz, prevista para el 23 de marzo, y se desarrollará en un proceso de 12 meses, tiempo en el que se deberá poner en marcha la concentración de la guerrilla en un número aún indeterminado de puntos de la geografía colombiana.

La Defensoría del pueblo de Colombia acaba de difundir un informe en el que destaca la reducción en un 85% de hechos violentos como resultado de los seis meses del cese unilateral del fuego de la guerrilla de las FARC, declarado como muestra de buena voluntad y correspondido por parte del Gobierno con la suspensión de los bombardeos contra los campamentos de los insurgentes. Según un estudio del prestigioso Centro de Recursos para el Análisis del Conflicto (CERAC), “Desde hace 51 años no se presentaba una reducción tan grande del conflicto armado en Colombia”.​