Público
Público

Santos recibe a Chávez hoy para reconciliarse

El presidente colombiano busca reparar el legado de su antecesor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En la ciudad de Santa Marta, en el Caribe colombiano, transitando por las estancias de la Quinta de San Pedro Alejandrino, el lugar donde falleció Simón Bolívar hace 190 años, se reunirán por primera vez a mediodía de hoy el nuevo presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y su homólogo venezolano, Hugo Chávez. El objetivo es restablecer las relaciones diplomáticas entre sus dos países, rotas por decisión de aquel último el pasado 22 de julio, cuando el enviado de Uribe le acusó ante la Organización de Estados Americanos de ser cómplice de la guerrilla de las FARC.

La cita, decidida tras el ofrecimiento de Chávez, es consecuencia de la intensa actividad emprendida por Santos y su equipo, que en sólo dos días de gestión han tratado de tapar las brechas heredadas del presidente saliente Álvaro Uribe: negativa a considerar cualquier acuerdo de paz con la guerrilla, suspensión de la relación con los vecinos y enfrentamiento virulento con el poder judicial.

El líder venezolano pide a las FARC que liberen a los rehenes y se desmovilicen

Tras la toma de posesión de Santos, y una vez pactado un calendario para la reanudación de relaciones con el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño, la nueva canciller María Ángela Holguín mantuvo con el venezolano Nicolás Maduro una reunión de más de tres horas en la sede de su ministerio para anunciar en la madrugada española de ayer que Santos y Chávez se encontrarían hoy en territorio colombiano.

Hugo Chávez interrumpió su programa Aló Presidente para anunciar la noticia: 'Voy a dormir tranquilo, se decidió que el martes me reúno con Santos'.

El presidente venezolano lanzó seguidamente un mensaje a las FARC, como muestra de buena voluntad ante su encuentro con el presidente colombiano: que liberen a todos los secuestrados y que inicien su desmovilización, dado que la guerrilla no tiene futuro por la vía de las armas y se ha convertido 'en una excusa que el imperio utiliza para instalarse en Colombia y luego agredir a Venezuela'.

Santos retira el proyecto de ley que enfrentó a Uribe con la Justicia

Chávez fue mucho más allá que el vicepresidente colombiano, Angelino Garzón, quien, como portavoz de Santos, no ha llegado a pedir la desmovilización de las FARC como condición para sentarse a negociar.

Garzón, ex sindicalista y miembro del Partido Comunista y que representa la vertiente más social del Gabinete de Santos, fue ingresado de urgencias ayer por un grave infarto y va a necesitar una intervención quirúrgica.

Respecto al Poder Judicial, Santos, en contraste con los enfrentamientos de su antecesor, inició ayer unas relaciones respetuosas, dando la orden a su ministro de Justicia e Interior, Germán Vargas Lleras, para que retire del Parlamento la última ley enviada por Uribe pocos días antes de salir del palacio de Nariño, y que pretendía quitar a la Corte Suprema la facultad de nombrar al fiscal general, pasándola al arbitrio directo del presidente.

'A partir de ahora, las relaciones estarán enmarcadas en el mayor de los respetos; nunca más escuchará a ningún funcionario del Gobierno controvertir decisiones judiciales', afirmó el ministro Vargas Lleras.