Público
Público

Sarkozy recibió cheques ilegales de Bettencourt

El ministro Woerth dimite como tesorero del partido del presidente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El contraataque de Nicolas Sarkozy para quitarse de encima el caso Bettencourt sobre financiación política ilegal y fraude fiscal quedó neutralizado. Menos de 24 horas después de la intervención televisiva del presidente francés, una nueva revelación de la prensa vino a dejar en papel mojado todas las declaraciones de inocencia de sí mismo y de su ministro de Trabajo, Éric Woerth. La web del semanario Le Nouvel Observateur publicó un documento que prueba que en 2006 hubo pagos de la multimillonaria familia Bettencourt a los conservadores superando el tope legal de donativos.

La página hizo público parte de un 'memorándum interno estrictamente personal y confidencial' enviado al hoy fallecido André Bettencourt el 22 de septiembre de 2006 por Patrice de Maistre, el gestor de la fortuna personal de los herederos de L'Oréal.

La prensa revela la nota confidencial que demuestra que el ministro mintió

El objeto de esa nota a los Bettencourt es la 'financiación de la UMP-NS'. La UMP es la Unión para un Movimiento Popular, el partido del actual presidente, cuyas siglas son NS, de Nicolas Sarkozy. El texto de De Maistre dice: 'Hemos acordado con el señor Woerth que usted podría hacer que se depositen estos cuatro cheques a su nombre, en la sede de la UMP'.

En la explicación que luego da reside el potencial explosivo de esta revelación. 'Para la campaña presidencial [de Sarkozy], cada persona puede donar un máximo de 4.600 euros', explica De Maistre en referencia al tope legal. Y luego argumenta que, multiplicando los cheques de 4.500 euros a una serie de asociaciones relacionadas con la UMP y con 'NS', se puede superar ampliamente ese tope.

La web del semanario habla de unos 30.000 euros suministrados por los Bettencourt a Woerth y Sarkozy sólo en 2006. Si se les suman los 150.000 euros en metálico citados por la antigua contable de Bettencourt, y si se añaden los cheques para los conservadores de los que Liliane Bettencourt habla en las conversaciones grabadas entre mayo de 2008 y mayo de 2009, el cóctel es explosivo.

El gestor de los multimillonarios explica cómo superar el tope legal 

Quedan reducidas a la nada las palabras indignadas de Sarkozy en su entrevista televisiva del pasado lunes. En cuanto a Woerth, las revelaciones de Le Nouvel Observateur ponen en tela de juicio su palabra. Había dicho hace una semana que 'la señora Bettencourt puede ser multimillonaria, pero no puede donar más' del tope legal.

Woerth anunció precisamente su decisión de abandonar el cargo de tesorero de la UMP que desempeña desde 2002 para conservar el cargo de ministro de Trabajo que está ejerciendo. Y defendió en el Consejo de Ministros, con el apoyo de Sarkozy, el proyectado plan de recorte de las pensiones públicas.

Por su parte, la jueza Isa-belle Prevost-Desprez ganó parte de su pulso con el fiscal Philippe Courroye, amigo de Sarkozy, y obtuvo el derecho a utilizar las grabaciones de conversaciones privadas entre De Maistre y Bettencourt. Podrá investigar sobre las frases que insinúan los pagos a Woerth y hablan de su papel ante el Elíseo, de las interferencias en la Justicia, y en el Ministerio de Hacienda, y de la permisividad de fraudes fiscales.

La jueza sólo podrá trabajar en el marco de la querella privada entre la multimillonaria y su hija. Pero, a estas alturas del partido, esa limitación es de poco consuelo para un Nicolas Sarkozy cada vez más expuesto a un incendio que no logra controlar.