Público
Público

Seis muertos, entre ellos un niño de 11 años, en un tiroteo en Río de Janeiro

Una bala perdida alcanzó al menor cuando se encontraba en la escuela. Cada años se producen varias muertes por fuego cruzado en la ciudad brasileña

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos seis personas han muerto, entre ellas un niño de 11 años, en un tiroteo entre policías y narcotraficantes ocurrido esta mañana en Río de Janeiro, según fuentes oficiales. 

El enfrentamiento se registró en Costa Barros, un barrio de la zona norte próxima a las favelas controladas por bandas de narcotraficantes, durante un operativo de la policía contra los grupos criminales.

El menor sufrió un impacto de bala en el tórax cuando estaba en su clase del Centro Integrado de Educación Pública Rubens Gomes, una escuela de la municipalidad. El disparo atravesó una ventana de la sala llena de escolares antes de impactar en el estudiante de quinto año de primaria. En un primer momento fue socorrido por dos de sus profesoras y trasladado por funcionarios de la escuela a un hospital, donde llegó muerto.

'Un estudiante nuestro fue alcanzado dentro del salón de clases por una bala perdida. Es inaceptable. Hablé con una profesora que, llorando, me contó lo ocurrido y me recordó que hace un año tuvieron el mismo problema', dijo la secretaria de educación del municipio de Río de Janeiro, Claudia Costin, a través de un mensaje en su twitter.

Las clases fueron suspendidas y la policía judicial envió un equipo de investigadores para intentar establecer la procedencia del disparo.

'El comando determinó que el corregidor de la policía investigue con celeridad las circunstancias de la operación en la que murió el niño de 11 años', según un comunicado divulgado por el comandante general de la Policía Militarizada de Río de Janeiro, coronel Mario Sergio.

Otras cinco personas murieron durante el tiroteo en diferentes locales de las favelas Pedreira, Lagartixa y Quitanda, todas vecinas a Costa Barros, según fuentes oficiales. Todos son hombres de edades comprendidas entre los 25 y 30 años, que integraban la banda de narcotraficantes que controla el tráfico de drogas en la favela de Pedreira. Durante la operación también se arrestaron dos personas.

Recibir un bala perdida no es un hecho asombroso en la ciudad brasileña, donde cada año el Instituto de Seguridad Pública difunde el Informe Temático Bala Perdida, que recoge las fatales casualidades que terminan con la vida de una víctima inocente.