Público
Público

El Senado de EEUU tumba el plan de Obama para el control de armas

La Cámara Alta rechaza ampliar la verificación de antecedentes en los procesos de compra e impugna la propuesta para prohibir las armas de asalto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Senado de Estados Unidos ha tumbado este miércoles el plan de Barack Obama para imponer un mayor control de las armas en EEUU. En una primera votación, la Cámara Alta ha rechazado una propuesta bipartidista que pretendía ampliar la verificación de antecedentes en la compra de armas.

Pese a los llamamientos de los familiares de las víctimas de la masacre en una escuela de Newtown y al amplio respaldo que concedían las encuestas a esta medida -en torno a un 80 por ciento-, ésta sólo ha contado con 54 votos a favor, a seis del límite necesario para recibir la aprobación. El texto bipartidista, liderado por los senadores Pat Toomey, republicano por Pensilvania, y Joe Manchin, demócrata por Virginia Occidental, era la mayor esperanza de consenso en el Congreso para seguir adelante con la legislación sobre el control de armas. 'Hice lo que creí que era lo correcto para nuestro país', dijo Toomey tras el recuento de la votación.

El acuerdo que habían alcanzado ambos senadores prevé un control de antecedentes más estricto que el actual, pero menos duro que lo originalmente solicitado por el presidente, Barack Obama, y los demócratas del Congreso, que trataban de que fueran obligatorias las revisiones para casi todo tipo de ventas. La legislación propuesta también pretende incrementar la financiación para la seguridad en las escuelas e imponer más restricciones al tráfico de armas.

Bajo los términos de la enmienda rechazada todas las verificaciones de antecedentes se llevarían a cabo por comerciantes con licencia federal de armas de fuego y esos comerciantes deberían verificar la validez de la licencia de armas de un comprador y comprobar su registro. También se solicitaría un registro de las compras realizadas en las ferias de armas. Además, la propuesta establecía la creación de una comisión bipartidista para estudiar los casos de matanzas por violencia armada y presentar al Congreso propuestas legislativas que puedan hacer frente a este tipo de incidentes.

En una segunda votación, el Senado también ha tumbado la propuesta del Partido Demócrata para prohibir las armas de asalto y los cartuchos de gran capacidad como los utilizados en las últimas masacres, en un nuevo varapalo para Obama. Con 60 votos en contra y 40 a favor, la Cámara Alta ha rechazado la propuesta de recuperar y ampliar la prohibición de armas automáticas como la utilizada en la matanza de Newtown (Connecticut). La medida ya estuvo en vigor entre 1994 y 2004.

Obama ha acusado a algunos senadores de ceder a las presiones del 'lobby' pro armas al rechazar la primera enmienda. 'Hoy es un día de ignominia para Washington', dijo el presidente desde la rosaleda de la Casa Blanca después de que fracasara esa votación clave en la Cámara Alta. 'En lugar de apoyar este compromiso, el lobby de las armas y sus aliados deliberadamente mintieron sobre el proyecto de ley' y han presionado a algunos senadores, que han temido por su reelección, criticó Obama, rodeado de algunos de los padres de las víctimas de la masacre de la escuela e Newtown.