Público
Público

"Snowden tiene más secretos que compartir", asegura su padre

La NSA interceptó correos privados para las operaciones de captura y/o asesinato de líderes de Al Qaeda. Los dirigentes de la agencia dejarán sus cargos en pocos meses

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El extécnico de la CIA Edward Snowden tiene más secretos que compartir y se quedaría en Rusia 'para asegurarse de que la verdadera historia sea contada', según declaró este miércoles su padre. Lon Snowden habló en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York poco después de llegar a Estados Unidos tras una visita de una semana a su hijo en Moscú.

Se trata de la primera vez que se ven desde que el antiguo contratista de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA) recibiera el asilo temporal en Rusia tras filtrar información sensible sobre las operaciones de espionaje de las agencias de seguridad estadounidenses. Al ser consultado sobre qué le dijo su hijo durante la visita, Snowden declaró a periodistas: 'Quedarse, pero ese fue mi consejo. No es necesariamente lo que hará. El está cómodo. Está feliz. Y está absolutamente comprometido con lo que ha hecho'.

Las revelaciones de Snowden sobre el alcance y los métodos de la NSA, incluido el seguimiento de grandes volúmenes de tráfico de Internet y registros telefónicos, han generado roces con aliados de Washington como Alemania y Brasil. 'Hay mucho más que compartir', remarcó Lon Snowden. 'Él no es un fugitivo. Es un asilado de la Federación Rusa y la prensa necesita tener eso claro. Creo que nuestro Gobierno lo ha entendido', agregó. Rusia ha mantenido en secreto el lugar en el que Snowden se reunió con su padre, al igual que su residencia.

Las declaraciones del padre de Snowden coinciden con nuevos con nuevas revelaciones divulgadas por The Washington Post en las que se pone de manifiesto que la NSA interceptó correos privados en operaciones contra líderes de Al Qaeda. Uno de los casos es el de Hasán Ghul, emisario principal de la red terrorista en Irak en los meses inmediatamente posteriores a los atentados del 11 de septiembre y uno de los principales asociados de Osama Bin Laden.

Ghul fue detenido por EEUU en 2004 y desveló bajo arresto los entresijos de la red de correos de Bin Laden. Fue expulsado a Pakistán dos años después, donde volvió a trabajar para Al Qaeda. Finalmente, un correo electrónico interceptado a la esposa de Ghul -que escribió contando a su marido sus 'actuales condiciones de vida'- permitió a las fuerzas de seguridad estadounidenses identificar el paradero de Ghul e iniciar 'una operación de captura/asesinato' que culminó con su muerte el 1 de octubre de 2012.

Ante el gran volumen de información de inteligencia recabado tras el 11-S, la NSA llegó a crear una unidad secreta conocida como Célula Alineada para Misiones Antiterroristas (CT MAC) específicamente desarrollada para filtrar las comuicaciones electrónicas de objetivos difíciles de encontrar, como Ghul. Los documentos del diario estadounidense no explican los pormenores de la adquisición del correo electrónico o si fue interceptado previa orden legal, pero sí destacan que la propia agencia se enorgullece de sus habilidades. Uno de los documentos se llama, por ejemplo, 'Éxito del CT Mac sobre Hasán Ghul'.

Las filtraciones de Snowden han desatado un debate a nivel global sobre el derecho a la privacidad de los ciudadanos y sobre el comportamiento de Washington con sus supuestos aliados. Ahora, el presidente Barack Obama tiene la oportunidad de hacer un lavado de cara y reconfigurar la entidad de inteligencia después de que varios funcionarios en condición de anonimato hayan asegurado de que el director de la NSA, el general del Ejército Keith Alexander, y su segundo al mando, el civil John 'Chris' Inglis, dejarán sus cargos en los próximos meses.

Alexander es director de la NSA desde agosto de 2005, siendo hasta ahora el que más tiempo ha estado en el cargo. También es jefe de una unidad militar relacionada a la agencia, el Cibercomando estadounidense. Previamente Alexander había dicho que tenía planes de dejar la agencia para la primavera, pese a que ha defendido vigorosamente las actividades de la NSA como una estrategia legal y necesaria para detectar conspiraciones terroristas. Inglis, que empezó su carrera en la agencia como un analista de seguridad electrónica, ha sido el segundo al mando de la entidad desde 2006.

Obama también deberá decidir ahora si la NSA y el Cibercomando deberían tener directores separados. El Cibercomando, que ha crecido significativamente en los últimos años, tiene la autoridad para realizar operaciones tanto ofensivas como defensivas a nivel electrónico. Muchos veteranos de inteligencia argumentan que tener a la misma persona encabezando a la agencia de espionaje y el Cibercomando reduce el énfasis en el trabajo y las capacidades únicas de la NSA.