Público
Público

Los socialdemócratas arrasan en Hamburgo

La CDU de Merkel logra su peor resultado en seis décadas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El primer tropezón para Merkel ha llegado. Los socialdemócratas alemanes vencieron por mayoría absoluta en las elecciones regionales de Hamburgo, con lo que recuperan en solitario el gobierno de la segunda ciudad del país, un antiguo baluarte que se les había escapado los últimos diez años. Un 49,4% de los votos fueron para el Partido Socialdemócrata (SPD), representado por Olaf Scholz en el land; el mejor resultado en los últimos 15 años, que le valdrá a la formación entre 63 y 65 de los 121 escaños del Parlamento regional.

La victoria aplastante del SPD supone una amarga derrota para la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Angela Merkel, que con apenas un 21,4% -21 puntos menos que en 2008-, cierra los comicios con su peor balance desde el fin de la Segunda Guerra Mundial y se tendrá que conformar con 26 diputados.

'El éxito tiene un nombre, y se llama Olaf Scholz', declaraba orgulloso el líder del SPD, Sigmar Gabriel, desde la sede socialdemócrata en Willy-Brandt-Haus en Berlín. El nuevo alcalde-gobernador de Hamburgo, de 52 años, es ambicioso como muchos y carismático como pocos. Licenciado en derecho, Scholz fue secretario general del SPD bajo el mandato de Gerhard Schröder y también ministro de Trabajo durante la gran coalición.

Los principales institutos demoscópicos alemanes ya apuntaban a una victoria de los socialdemócratas desde hace semanas. Sin embargo, lo que nadie se esperaba era una caída tan dramática de la CDU.

'Un duro golpe', así se refirió a la debacle el propio secretario general de los demócrata-cristianos, Hermann Gröhe. Todo indica que la política de austeridad de la canciller alemana y todos los tantos que se ha apuntado en recuperación económica no convencieron al electorado de Hamburgo, que por otra parte, se mostró casi igual de poco participativo en las urnas como en 2008 (el índice de participación rondó el 59%).

Pero el cambio de color en el Ejecutivo hamburgués tiene aún mayor trascendencia. Pues la derrota en el land complicará la vida a la coalición que lidera Merkel, al imprimir más ventaja a la oposición en el Bundesrat o Cámara Alta del Parlamento. Tras el varapalo sufrido en mayo de 2010, en las elecciones regionales de Renania del Norte-Westfalia, la CDU ya perdió la mayoría en el Bundesrat.

Sin embargo, cada vez el SPD gana más control en la Cámara, con lo que Merkel y los suyos lo tendrán más complicado para aprobar sus propuestas. Asimismo, Hamburgo podría ser el principio del fin para Angela Merkel, en un año de maratón electoral, con comicios en al menos otras seis regiones y que se le perfila complicado.  La coalición podría incluso perder -a manos de los Verdes y el SPD- Baden-Württemberg, un estado cristianodemócrata por antonomasia y cuna de liberales.