Público
Público

Los socialistas griegos ganan en las elecciones regionales

Los comicios suponen un empujón importante a un Gobierno maltrecho por la crisis, sin embargo, en Atenas hubo una abstención del 65%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los griegos siguen confiando en el Gobierno a pesar de la crisis. Es la conclusión que se desprende después de la segunda vuelta de las elecciones regionales, que dan como vencedor a los socialistas en ocho de las 13 regiones helenas, conquistando también el gobierno de la capital.

Con más del 80% de los votos escrutados, el resultado supone un empujón al primer ministro Yorgos Papandréu, que estaba sufriendo de manera considerable por las huelgas y manifestaciones a causa de los recortes para salvar la economía.

El candidato socialista Yorgos Kaminis se erige como nuevo alcalde de Atenas al haber conseguido una victoria ajustada con el 51,94% de los votos sobre el 48,06% del actual alcalde conservador, Nikitas Kaklamanis.

Sin embargo, la abstención en la capital es alarmante: el 65,81% de los ciudadanos no votaron, tras el recuento del 95% de las papeletas. Atenas vuelve a manos de los socialistas, seis años después.

En la importante región administrativa de Atica, con una población de unos 4 millones de habitantes, casi la mitad del total del país, el candidato socialista, Yanis Sgurós, obtuvo el 52,49% de los votos, contra el 47,51% de los votos para el conservador Vasilis Kikilias.

También va para los socialistas Atica, la región más poblada del país Sin embargo, en el Ayuntamiento de El Pireo, una de las cinco ciudades mayores de Grecia, el candidato de la oposición conservadora, Vasilis Mijaloliakos, gana con el 52,23%, tras el recuento de la mitad de las papeletas.

Los socialistas gobernantes, que en la primera ronda ya conquisaron las regiones del Sur de Egeo y de Creta, llevan ventaja en las dos grandes regiones de importancia política para Papandréu, que son la capitalina Atica y la del Peloponeso, así como en Este Macedonia-Tracia, Oeste de Grecia, Grecia Continental y Norte de Egeo.

Los conservadores de Nueva Democracia ganaría en Macedonia Central, Oeste de Macedonia, Epiros, Tesalia, y Islas Jónicas.