Público
Público

Strauss-Kahn se querella contra su supuesta víctima

Los abogados del exdirector del FMI responden a la demanda por intento de violación de Tristane Banon

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los equipos de Dominique Strauss-Kahn (conocido en Francia como DSK), acusado de intento de violación en Nueva York y objeto de una querella por otro supuesto intento en París, no pierden el tiempo. Ayer, mientras la Policía Judicial francesa procedía al primer interrogatorio de Tristane Banon, la mujer que acusa a DSK de agresión sexual en 2003, los abogados del ex director gerente del Fondo Monetario Internacional anunciaron que ya han depositado una querella contra la escritora por presunta 'denuncia calumniosa'.

Banon, una periodista de 32 años, comparecía ayer ante los agentes que tienen a su cargo la 'investigación preliminar' por el supuesto intento de violación denunciado en su querella, que supuestamente tuvo lugar en 2003, cuando ella entrevistaba a la antigua estrella del Partido Socialista francés en un apartamento parisino vacío para un libro que estaba escribiendo.

La periodista asegura tener pruebas que incriminan a DSK

A la salida del interrogatorio de ayer, Banon no hizo declaraciones. Su abogado, David Koubbi, hizo saber que 'todo ha transcurrido de forma respetuosa'. Días atrás, había indicado que la escritora iba a 'poner a disposición de la Justicia pruebas materiales', entre ellas varios SMS que, de acuerdo con su versión, le envió Strauss-Kahn.

El nutrido equipo de abogados de DSK en Francia no tardó en replicar.

El letrado Henri Leclerc anunció ayer mismo que, al final de la semana pasada, presentaron una querella contra Banon por 'denuncia calumniosa', recordando que el dirigente del Partido Socialista siempre dijo que los hechos evocados por la escritora son 'imaginarios'.

La Policía Judicial ha interrogado a la periodista sobre su supuesta agresión

Esa contraquerella coloca a Tristane Banon en una situación complicada. Tras su denuncia, la Fiscalía, dependiente del Gobierno, decidió no transmitir directamente la querella por intento de violación al juez instructor independiente, ni desestimarla de entrada.

Ahora, en caso de que tras la investigación policial sea desestimada la querella de la mujer, la defensa de Strauss-Kahn podría aplastarla en los tribunales, algo que podría tener su utilidad en caso de que el exministro de Economía francés se plantee algún tipo de intento para rehabilitarse en la política.

En realidad, Banon ya había contado su intento de violación por parte de un conocido político en un programa de televisión en 2007, sólo que, cuando lo hizo, no dio su nombre.

Tras estallar el escándalo de la supuesta violación en Nueva York, la periodista reveló que su supuesto agresor era Strauss-Kahn.