Público
Público

El Tea Party pone a EEUU al borde de la ingobernabilidad

La Cámara de Representantes de EEUU pospuso a última hora, por segunda vez, el voto del plan republicano para elevar el techo de la deuda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Pese a los repetidos llamamientos de la opinión pública y de los mercados para conseguir un compromiso entre los representantes políticos de los estadounidenses, Washington representa un círculo cerrado en el que se ha imposibilitado cualquier conato de acuerdo.

La Cámara de Representantes de EEUU pospuso a última hora de ayer, por segunda vez, el voto del plan republicano para elevar el techo de la deuda estadounidense y evitar la suspensión de pagos antes del próximo 2 de agosto. El representante Kevin McCarthy, responsable de la disciplina de grupo de los republicanos, anunció que esta noche no habrá voto como estaba previsto sin mencionar cuándo será la próxima oportunidad, en una muestra de la división dentro del propio grupo republicano mientras el tiempo corre en contra.

'Otro día desperdiciado mientras el reloj sigue corriendo, ahora es el momento del compromiso para que podamos solucionar este problema y reducir el déficit', dijo el director de comunicaciones de la Casa Blanca, Dan Pfeiffer, minutos después del anuncio. El plan impulsado por el presidente de la Cámara, John Boehner, debe contar con al menos 217 votos a favor de los 435 totales, y condiciona el alza del límite de endeudamiento a un recorte de gastos de cerca de un billón de dólares en la próxima década.

Pese a contar con mayoría republicana en la Cámara de Representantes, la propuesta de Boehner parece no haber logrado el respaldo de los 240 republicanos, especialmente de los representantes del ala conservadora, el Tea Party, que lo consideraban demasiado suave. Según la cadena NBC, en el intervalo del primer intento de voto, Boehner, de Ohio, se reunió con algunos congresistas republicanos que se oponen a su plan, como Louie Gohmert, de Texas; Joe Walsh de Illinois, así como Jeff Flake y Trent Franks, ambos de Arizona, que no han indicado su posición sobre el plan.

Boehner reconocía esta mañana que aún no había recabado el número de votos necesario para aprobar la medida, pero afirmó que estaban 'moviéndose en la dirección correcta'. Asimismo, indicó que su plan, que permitiría la subida del tope de endeudamiento actual de 14,3 billones, no era 'perfecto', pero sí 'factible y firmable' por el presidente de EEUU, Barack Obama.