Público
Público

El tráfico aéreo europeo se recupera entre críticas

La cancelación de vuelos ha afectado desde el viernes a alrededor de 1,2 millones de europeos. La Comisión Europea considera "inaceptable" lo ocurrido en los aeropuertos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El tráfico aéreo europeo ha empezado a recuperar el pulso tras el caos sufrido en los últimos días por el temporal de frío y nieve que ha azotado el centro y el norte del continente. En cualquier caso, lo ocurrido días atrás ha hecho aflorar las críticas, incluso de las propias autoridades, ante la falta de previsión de los responsables de la gestión aeroportuaria. Así, el responsable de Transporte de la Comisión Europea, Siim Kallas, se reunirá con los responsables de los aeropuertos para que no vuelva a repetirse en el futuro una situación similar, que calificó el martes de 'inaceptable'. La Comisión está abierta incluso a tomar medidas para obligar a los aeropuertos a disponer de unos 'servicios mínimos' que garanticen un nivel de operatividad mayor ante circunstancias parecidas.

Aunque la situación podría volver a complicarse en las próximas horas con más nieve, a lo largo del día los principales aeropuertos europeos operaban con niveles de actividad cercanos a la normalidad. De hecho, según informaron a Público fuentes de la Agencia Europea para la Seguridad en la Navegación Aérea (Eurocontrol), estaba previsto cerrar la jornada con cerca de 25.000 vuelos operados en toda Europa, una cifra similar a la de un día normal. Sin embargo, el conjunto de la red europea acumulaba a última hora de la tarde más de 100.000 minutos de retraso, que Eurocontrol atribuía a los problemas meteorológicos en los aeropuertos de Dublín, Viena, Fráncfort y Bruselas, pero también a las 'limitaciones de capacidad' del espacio aéreo español.

Fuentes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) indicaron al respecto que cada sector aéreo tiene una capacidad de tráfico máxima que no se puede sobrepasar por motivos de seguridad, por mucho que haya 'picos de actividad' procedentes de Europa. En general, los vuelos entre la red de Aena y los destinos europeos operaban a última hora de la tarde con toda normalidad, si bien hasta las 10.00 horas se habían cancelado una treintena. A escala europea, desde el viernes se han operado 12.657 vuelos menos de lo normal, lo que, a una media de cien pasajeros por vuelo, se traduce en más de 1,2 millones de viajeros afectados, según se desprende de los datos de Eurocontrol. Las mismas estimaciones indican que los días con más cancelaciones fueron el domingo y el lunes, con 3.000 vuelos menos cada uno.

Heathrow tardó casi un día en limpiar sólo una de sus pistas

En cuanto al aeropuerto más importante del continente, el londinense de Heathrow, cinco días después de la gran nevada del sábado aún no ha recuperado la normalidad. Lo que sí ha hecho es confirmar su fama de aeropuerto peor gestionado de Reino Unido. Quince centímetros de nieve provocaron un caos absoluto y dudas razonables, incluso en el Gobierno británico, sobre si tenía los medios materiales suficientes como para hacer frente a los problemas.

La empresa que lo gestiona BAA, cuyo accionista mayoritario es la española Ferrovial anunció que tenía previsto operar más de 800 vuelos, un 70% de los previstos. Pero la lista de espera no se solucionará hasta finales de esta semana.

Heathrow tardó casi un día en limpiar una pista y sólo el martes pudo despejar la segunda, mientras que las zonas de acceso a las pistas estaban muy castigadas por el hielo y los aviones, prácticamente congelados.

Varias líneas aéreas se han quejado de la lentitud de BAA al reaccionar. 'BAA no estaba preparada', dijo a The Times el consejero delegado de British Midland. 'No tenía suficiente anticongelante (necesario para volver a poner en funcionamiento los aviones)'. BAA lo niega y sostiene que puso en marcha desde el primer momento a sus 38.000 trabajadores. La empresa cuenta con material para luchar contra la nieve por valor de seis millones de libras, que aumentó en 500.000 el año pasado, aunque ha resultado ser completamente insuficiente. Su consejero delegado, Colin Matthews, anunció que renunciará a su bonus del ejercicio 2010 por el caos de Heathrow.

Alemania crecerá un 0,5% menos en el trimestre por el caos

La compañía más perjudicada por este caos será British Airways, que opera la mayoría de sus vuelos desde Heathrow. Se calcula que habrá perdido entre ocho y diez millones de libras diarios.

Pero el caos podría tener consecuencias económicas de mayor calado. Según explicó a Reuters Volker Treier, economista jefe de la cámara alemana de industria, los problemas supondrán un recorte de medio punto en el crecimiento trimestral de la economía alemana.