Público
Público

Tres muertos en Siria tras el anuncio de amnistía de Asad

Las fuerzas de seguridad disparan a los opositores en Homs, durante enfrentamientos con los partidarios del régimen. El Ejército rodea Alepo, la segunda ciudad del país

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las fuerzas de seguridad sirias han matado a tres civiles esta mañana en la ciudad de Homs, durante una serie de enfrentamientos entre partidarios y oposiores del régimen de Bashir al Asad.

El presidente sirio dio ayer un discurso en la Universidad de Damasco, donde dio a conocer un calendario de reformas que incluía la celebración de elecciones legislativas en agosto.

Pero la noticia no convenció a la oposición, que volvió a salir a la calle reclamando la caída total del régimen. Esta mañana, Asad, en otro intento de transmitir la apertura que está reclamando la comunidad internacional, anunció una 'amnistía general para todos los delitos cometidos antes del 20 de junio'.

El pasado mes de mayo, el régimen sirio tomó una decisión similar decretando una amnistía para todos los presos, incluidos los políticos.

Los partidarios del régimen salieron a la calle a celebrar las medias del régimen  en las principales ciudades. En Damasco, la televisión estatal mostró imágenes de decenas de miles de personas en la plaza de Amawin, informa EFE. Pero a estas muestras de veneración por Asad se le unieron más protestas, que acabaron en disturbios con las tres personas muertas.

Mientras tanto, Reuters informaba esta mañana de que el Ejército rodeaba la ciudad de Alepo, la segunda más importante de Siria. Ayer, en su avance hacia la ciudad, los militares detuvieron a decenas de estudiantes y colocaron controles en todas las carreteras con el objetivo de bloquear el éxodo de personas hasta Turquía.

El régimen sirio ha dado vía libre esta mañana al acceso de la Comité Internacional de la Cruz Roja (Cicr) y la Media Luna Roja a algunas de las áreas que han sufrido la violencia de la represión en las últimas semanas. 

La noticia fue confirmada por el presidente del Cicr, Jakob Kellenberg, que durante una visita de dos días en Damasco se reunió con varios representantes del régimen de Asad. 'Las conversaciones estuvieron exclusivamente enfocadas en cuestiones humanitarias y fueron francas y de carácter operacional', dijo.

Sin embargo, las autoridades sirias no se mostraron dispuestas todavía a autorizar al organismo humanitario a visitar a los detenidos en las protestas, aunque Kellenberger consideró que se ha dado un 'primer paso' en esa dirección.