Publicado: 28.11.2016 09:30 |Actualizado: 28.11.2016 09:55

Trump habla sin pruebas de "fraude" de "millones de votos" en su contra

El presidente electo de EEUU arremetió en Twitter contra el recuento de votos que va a hacerse en tres estados a petición del partido verde y que ha sido apoyado también por la candidata demócrata, Hillary Clinton.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Dondald Trump, a su llegad a la sede del New York Times, para un encuentro con el periódico. REUTERS

Dondald Trump, a su llegad a la sede del New York Times, para un encuentro con el periódico. REUTERS

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, ha denunciado este lunes, sin pruebas, "millones de votos ilegales" en los comicios del pasado 8 de noviembre.

"Además de ganar de manera aplastante en (el sistema del) Colegio Electoral, gané en el voto popular si se deducen las millones de personas que votaron ilegalmente", escribió Trump en su cuenta de Twitter en referencia al recuento de votos que se va a hacer en tres estados clave a petición de la candidata del Partido Verde, Jill Stein.

Esta es la primera vez que Trump denuncia que en las elecciones hubo votos ilegales a favor de su rival demócrata, después de que durante la campaña reiterase que los comicios estaban "amañados" y no se comprometiese a aceptar los resultados en caso de perder.



En los comicios del día 8, Trump se impuso debido al sistema del Colegio Electoral en el que cada estado adjudica al ganador de la demarcación territorial un número de compromisarios estimado conforme a su peso demográfico, pero en realidad Clinton le superó en dos millones de votos. Según los últimos datos disponibles, la candidata demócrata obtuvo 64,22 millones de votos, frente a los 62,21 millones del empresario, lo que sitúa el porcentaje total de votos en un 48,1% para la ex secretaria de Estado frente a un 46,6% para su rival republicano.

En su mensaje, Trump no ofrece pruebas de las supuestas irregularidades que denuncia, aunque aseguró que para él hubiera sido "mucho más fácil" ganar el voto popular de haber limitado su campaña a tres o cuatro estados.

"Si hubiera hecho campaña en tres o cuatro estados en lugar de los quince que visité (...) hubiera ganado incluso mucho más fácil y convicentemente, pero los estados pequeños están olvidados", agregó. Trump añadió además que el recuento de votos "no cambiará nada" los resultados.

"Se gastará demasiado tiempo y dinero" con el recuento para obtener "el mismo resultado", enfatizó el presidente electo.

La campaña de la candidata del Partido Verde lanzó el pasado miércoles una iniciativa de recaudación de fondos para financiar un recuento de votos en Wisconsin, Pensilvania y Michigan, estados en los que Trump ganó a Clinton por un estrecho margen.

Wisconsin, donde Trump se impuso a Clinton por poco más de 20.000 votos, anunció el viernes que hará un recuento en respuesta a la petición de Stein y a otra del candidato independiente Rocky Roque De La Fuente.

De acuerdo con la campaña de la candidata Verde, hay pruebas "convincentes" de "anomalías" en la votación en los tres estados mencionados y, por ello, hay que verificar fundamentalmente los resultados de los condados que dependen de máquinas de sufragio electrónicas.

La campaña de Clinton respaldó este sábado la decisión de las autoridades de Wisconsin de llevar a cabo el recuento, pese a que dijo no haber detectado irregularidades en las elecciones, y anticipó que también apoyará las revisiones en Pensilvania y Michigan si el Partido Verde, como ha anticipado, las solicita formalmente.

Este sábado Trump ya había emitido un comunicado en el que calificó de "estafa" del Partido Verde el "ridículo" recuento, y denunció que Stein lo que persigue verdaderamente con esto es