Público
Público

Políticas migratorias Trump justifica que su veto migratorio pretende "echar a los muy malos"

El primer ministro de Canadá ha defendido que mantendrá su espíritu de "apertura hacia la inmigración y los refugiados, sin comprometer la seguridad" . 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Estados Unidos Donald Trump participa en una rueda de prensa junto al primer ministro de Canadá Justin Trudeau. EFE/SHAWN THEW

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha asegurado en una rueda de prensa conjunta con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, que sus órdenes migratorias tienen como objetivo "echar a los muy, muy malos".

Trump ha defendido el aumento de las redadas de detención de indocumentados en el país, y ha aseverado que es una promesa electoral para "capturar a los criminales, a los malos criminales, con historial de abusos y problemas, y echarlos".

El presidente ha justificado su intento de suspender todo el programa de acogida de refugiados por la necesidad de "no dejar que entren los malos".

Trump cree que el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, está haciendo un gran trabajo para mantener a "criminales, traficantes de drogas" y a los "realmente malos" fuera del país en referencia a las redadas de indocumentados, que la Casa Blanca asegura que se han centrado en personas con antecedentes penales.

No obstante, las organizaciones de defensa de los inmigrantes aseguran que indocumentados con faltas leves o sin antecedentes también están siendo afectados por el aumento de las redadas de deportación.

Las relaciones con Canadá

Trump considera además que el comercio con Canadá es "espectacular" y que únicamente lo "retocará", en respuesta a una pregunta sobre su objetivo de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), firmado por estos dos países y México.

En contraposición a Canadá, en la frontera sur se da una situación "mucho más grave", con un comercio con México que durante muchos años "no ha sido justo" para EEUU, ha asegurado el magnate estadounidense.

Canadá continuará con la política migratoria

Justin Trudeau, por su parte, sostiene que que no va a dar "lecciones" al presidente de Estados Unidos sobre acogida y seguridad, pero que Canadá mantendrá su espíritu de "apertura hacia la inmigración y los refugiados, sin comprometer la seguridad", lo que contrasta con las órdenes ejecutivas de Trump, que han intentado suspender todo el programa de asilo estadounidense.

El primer ministro canadiense destacó que su país ha recibido a más de 40.000 refugiados de la guerra civil siria con procesos que no comprometen la seguridad nacional.