Público
Público

Putin niega a Trump en su primera reunión que interfiriera en las elecciones de EEUU

El líder ruso se muestra esperanzado de que de este encuentro salgan "resultados" y se dijo "encantado" de haberse entrevistado finalmente en persona con el presidente de EEUU en la cumbre del G-20 en Hamburgo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Putin y Trump, durante su reunión en el G-20. REUTERS/Carlos Barria

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha negado este viernes a Trump en persona que se inmiscuyera en cualquier forma en las elecciones de EEUU de 2016. Los presidentes de EEUU y Rusia, Donald Trump y Vladímir Putin, se entrevistaron hoy durante dos horas y cuarto en su primer encuentro cara a cara, organizado en los márgenes de la cumbre del G20 de Hamburgo (Alemania). La reunión comenzó pasadas las 16.00 hora local (14.00 GMT) y se prolongó hasta más allá de las 18.00 hora local (16.00 GMT), según fuentes de ambas delegaciones, aunque por el momento no han trascendido los temas abordados.

Poco después del inicio de la reunión se permitió el acceso a los medios a la sala del encuentro y ambos líderes se mostraron satisfechos por este primer cara a cara y optimistas con respecto a sus potenciales resultados. Trump aseguró que era un "honor" reunirse con el presidente ruso y Putin dijo sentirse "encantado" de entrevistarse por fin en persona con su homólogo estadounidense.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, aseguró después que el presidente de su país, Donald Trump, presionó al mandatario ruso, Vládimir Putin, sobre la injerencia rusa en las elecciones, algo que este último negó. En rueda de prensa durante la cumbre del G-20 en Hamburgo, Tillerson aseguró que en la primera reunión bilateral entre ambos mandatarios, los líderes "conectaron muy rápido" y mostraron una "muy clara y positiva química".

Tillerson, que asistió a la reunión y que en el pasado ha mantenido buena relación con Putin, afirmó que Trump abrió la reunión, que duró dos horas y cuarto, con el asunto de la injerencia rusa para afectar el resultado de las elecciones en Estados Unidos, algo que los servicios de inteligencia norteamericanos consideran probado. Según su versión, Trump expresó las "preocupaciones del pueblo estadounidense" sobre la posibilidad de que Moscú intentara afectar el resultado de las elecciones del año pasado con filtraciones, algo que los servicios de inteligencia de Estados Unidos consideran probado.

Putin negó que la injerencia fuera orquestada por el gobierno ruso y pidió "pruebas" de que Rusia tuvo un papel a la hora de afectar el resultado de las elecciones en contra de la candidata demócrata, Hillary Clinton.

Tras la reunión se divulgaron versiones contradictorias de la discusión entre Trump y Putin sobre la llamada trama rusa, con el ministro de Exteriores ruso, Sérguei Lavrov, asegurando que Trump quitó hierro al asunto y dio por hecho que no hay pruebas sobre la injerencia rusa. Por otro lado, la cadena CNN, en base a fuentes estadounidenses, aseguró que Trump no aceptó la negativa de Putin. Con la aparente intención de pasar página a un escándalo que está siendo investigado por el Congreso y un fiscal independiente en Estados Unidos, ambos mandatarios acordaron trabajar en un acuerdo de "no interferencia" en el proceso político de Rusia y Estados Unidos.