Publicado: 20.10.2014 18:24 |Actualizado: 20.10.2014 18:24

Turquía ayuda a los kurdos a combatir al Estado Islámico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Turquía ayudará a los "peshmerga", las tropas del Kurdistán iraquí, a trasladarse a la ciudad kurdo-siria de Kobani para enfrentarse al Estado Islámico (EI), que asedia la urbe, según ha anunciado este lunes el Ministerio turco de Exteriores. Mevlüt Çavusoglu confirmó asimismo la veracidad de un comunicado divulgado poco antes por las autoridades del Kurdistán iraquí autónomo anunciando que "colabora con Turquía y Estados Unidos para ayudar a Kobani".

En esta ciudad kurdo-siria, situada en la frontera turca y asediada desde hace más de un mes por los yihadistas, "hay siete u ocho grupos que luchan contra el Estado Islámico (EI) y han formado un frente común", detalló el ministro. Los defensores de Kobani llevaban tiempo quejándose de no recibir apenas ayuda del Kurdistán iraquí, pero el envío de munición, armas o combatientes desde Erbil sólo se puede hacer a través de Turquía, dado que el EI rodea por completo la ciudad de Kobani.

La declaración de Çavusoglu de "ayudar a pasar" a los "peshmerga" se interpreta en la prensa turca como el permiso de atravesar territorio turco, ya que el único corredor de entrada a la ciudad llega desde la frontera con Turquía. El ministro dejó claro que Turquía no considera como aliado al Partido Unión y Democracia (PYD), que coordina a las milicias kurdas del norte de Siria y lidera la defensa de Kobani, donde también combate una pequeña brigada del Ejército Libre Sirio (ELS).

"El objetivo del PYD en Siria es diferente al del ELS: pretende controlar una región de Siria, al igual que el EI. Esto va contra la integridad territorial de Siria. Mientras el PYD mantenga este objetivo, no puede recibir apoyo del ELS ni de Turquía. Debe abandonar esta pretensión", señaló Çavusoglu. "El régimen de (el presidente sirio) Bachar al Asad es el motivo de la situación de Siria hoy, y el único grupo que lucha tanto contra Asad como contra el EI es el Ejército Libre Sirio. Debemos apoyar a este grupo, y tenemos un consenso con Estados Unidos y los aliados en este asunto", finalizó el ministro. Turquía insiste en dar la misma calificación de "terrorista" tanto a los yihadistas del EI como a los kurdos de Siria y Turquía que han impedido hasta ahora la caída de Kobani.

Este mismo lunes, los milicianos kurdos recibieron por primera vez un ansiado cargamento de armas y municiones arrojado por aviones de Estados Unidos, que podría cambiar el equilibrio de fuerzas en la batalla. "Por supuesto que la situación va a cambiar ahora con estos refuerzos", sentenció el viceministro de Asuntos Exteriores de la Administración Autónoma kurda de Kobani, Idris Nuaman, en declaraciones por teléfono.

Aviones C-130 de las Fuerzas Aéreas estadounidenses lanzaron la pasada madrugada los suministros, que también incluían ayuda médica, para el abastecimiento de las Unidades de Protección del Pueblo, la milicia kurda que resiste en Kobani el ataque del EI. Ese material ha sido facilitado por el Gobierno de la región autónoma del Kurdistán de Irak.

Desde el inicio de la ofensiva contra esta localidad el 16 de septiembre, el avance de los extremistas ha sido imparable, pese a los bombardeos de la coalición internacional, liderada por EEUU. Las Unidades de Protección del Pueblo kurdo se quejan de que combaten en inferioridad de condiciones, ya que, frente a las armas pesadas y tanques de que disponen los radicales, ellos solo tienen armamento medio y ligero.

El responsable de la defensa de Kobani, Esmat Sheij Hasan, precisó que la ayuda recibida consiste, sobre todo, en municiones y no incluye armas pesadas. En paralelo, el EI ha trasladado a esta ciudad en las últimas horas refuerzos de efectivos y armamento desde otras partes de la provincia de Alepo -donde se ubica Kobani- como Yarablus, Manbech y Al Bab, que están bajo su control.

Los enfrentamientos en Kobani continúan en las inmediaciones de un complejo gubernamental de seguridad, tomado por los radicales, en su parte oriental. Hasta el momento, las fuerzas de EEUU han efectuado más de 135 bombardeos en la ciudad, lo que, junto a la resistencia sobre el terreno, ha conseguido retrasar el avance del EI. Aun así, el Mando Central estadounidense tampoco descarta el riesgo de que la localidad caiga en manos de los radicales. Los yihadistas tienen actualmente en su poder una tercera parte de Kobani, donde ha progresado desde el este y el sur.