Publicado: 19.02.2014 12:05 |Actualizado: 19.02.2014 12:05

La Unión Europea prepara sanciones contra Ucrania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Unión Europea ha empezado a movilizarse contra Ucrania. Ante el aumento de la violencia en Kiev, donde han muerto en las últimas horas 25 personas por los enfrentamientos entre Policía y manifestantes, Bruselas se está preparando para imponer sanciones de forma inmediata al Gobierno de Víktor Yanukóvich.

Los ministros comunitarios de Asuntos Exteriores se reunirán este jueves de forma extraordinaria para estudiar las medidas a tomar. Según un asesor del titular polaco ya se ha alcanzado un consenso. El propio presidente permanente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha confirmado que la Unión responderá con "medidas concretas", entre las que habría "sanciones financieras y restricciones de visados a los responsables del excesivo uso de la fuerza" para prohibirles viajar a territorio comunitario.

Fuentes diplomáticas han ido más lejos y afirmaron que también se discute la posibilidad de imponer un embargo de armas o de material que pueda ser utilizado en acciones de represión, además de la congelación de bienes a una lista de personas que propondrá en principio la oficina de la UE en Kiev. Las sanciones tendrán que ser adoptadas por unanimidad de los Veintiocho. Una portavoz comunitaria señaló que las medidas pueden acordarse "en un tiempo relativamente corto" gracias a la agilización de estos procedimientos introducida por el Tratado de Lisboa.

En la capital ucraniana hay decenas de heridos de bala en ambos bandos

La mayoría de Gobiernos y representantes de otros países han manifestado su repudio por los enfrentamientos en la capital ucraniana entre las fuerzas de seguridad y manifestantes contrarios a Yanukóvich y han pedido al Ejecutivo ucraniano de manera generalizada que ponga fin al uso de la fuerza contra los opositores. La violencia en Kiev, donde ha habido decenas de heridos de bala en ambos bandos, comenzó el martes durante la marcha de miles de manifestantes hacia la Rada Suprema (Parlamento ucraniano), después de que entrara en vigor la amnistía de todos los detenidos en las protestas de los últimos tres meses.

Merkel y Hollande han unido posiciones para condenar la violencia y avisar del castigo a Ucrania que se avecina. "Los que han cometido los actos, los que se preparan para cometer otros, deben saber que serán sancionados", señaló el presidente galo en presencia de la canciller alemana tras un consejo de ministros franco-alemán en París. El mandatario calificó los últimos enfrentamientos de "actos incalificables, inadmisibles e intolerables de violencia, brutalidad y represión".

Hollande se ha mantenido también en contacto con el primer ministro polaco, Donald Tusk, muy activo en el plano diplomático sobre las medidas a tomar contra su país vecino. Ambos han inisistido "en la necesidad de (imponer) sanciones urgentes" dirigidas hacia los responsables ucranianos, según reza un comunicado del Elíseo. Los ministros de Exteriores de Francia, Alemana y Polonia viajarán este jueves por la mañana Kiev antes de la reunión de Bruselas. 

Rusia considera que las protestas equivalen a un intento de golpe de Estado 

Por su parte,  el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha telefoneado a Yanukovich para trasladarle su "consternación y estado de shock" por los últimos acontecimientos y le ha advertido de que la UE "reaccionará con firmeza" contra los responsables de la violencia. El jefe del Ejecutivo comunitaria ha recordado al presidente ucraniano "la especial responsabilidad del Gobierno ucraniano de evitar la violencia y respetar los Derechos Humanos y las libertades fundamentales".

El presidente de la CE subrayó que "la UE ha ofrecido su sincera asistencia para facilitar el diálogo político entre las partes y frenar la escalada de la situación". Agregó que para la Unión "la única salida a esta larga crisis son las reformas constitucionales, la formación de un nuevo Gobierno inclusivo y crear las condiciones para celebrar elecciones democráticas". "Nuestra oferta de asociación política e integración económica sigue sobre la mesa y no constituye el objetivo final de la cooperación", añadió.

En tanto, el presidente ruso, Vladimir Putin, ha mantenido durante la noche de este martes una conversación telefónica con Yanukovich. Haciéndose eco de las declaraciones del primer ministro ucraniano, Mikola Azarov, el portavoz del mandatario ruso ha asegurado que Rusia considera que las protestas antigubernamentales equivalen a un intento de golpe de Estado.