Publicado: 22.05.2014 12:03 |Actualizado: 22.05.2014 12:03

Viaja a Nigeria un grupo de policías para localizar a las niñas secuestradas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un grupo de policías, expertos en redes de trata de seres humanos, ha viajado esta mañana a Nigeria para colaborar en la localización de las 223 niñas nigerianas que fueron secuestradas en abril por el grupo terrorista islámico Boko Haram. Los cinco agentes enviados, adscritos a la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos de la UCRIF Central de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, tendrán su base en la embajada española en Abuja (Nigeria) y compartirán trabajo con expertos de Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Israel y China, según fuentes policiales.

Se trata de policías especializados en investigaciones de trata y tráfico de personas, concretamente en el modus operandi de las redes que operan en África. Los agentes contarán con el apoyo permanente de la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales desde España con el objetivo de determinar la posible ruta utilizada por la organización criminal para abandonar la zona con las menores secuestradas. España ha enviado estos agentes después de que Nigeria aceptara el ofrecimiento de ayuda que les hizo el Ejecutivo español para la localización de las niñas de entre 16 y 18 años secuestradas el pasado 14 de abril.

Según la Policía, uno de sus objetivos principales es evitar la venta de las menores por parte del grupo terrorista Boko Haram, para ser explotadas tanto laboralmente como sexualmente o ser obligadas a contraer matrimonios serviles, sometidas a trabajos inhumanos y en condiciones deplorables que harían peligrar su integridad física y moral. Con motivo de su viaje, el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, se reunió ayer con los agentes y les trasladó la importancia de su cometido para la Policía Nacional y para España por ser el país que "más capacidades" ha puesto a disposición de Nigeria para ayudar en la resolución del caso, según las fuentes.

Las niñas secuestradas fueron capturadas en un internado en Chibok, en el estado de Borno, al norte de Nigeria, por el grupo radical islamista Boko Haram, que amenazó con esclavizarlas y venderlas, y desde entonces permanecen en paradero desconocido. El líder de la secta radical islámica, Abubakar Shekau, aseguró en un vídeo que las niñas no recuperarán la libertad hasta que los prisioneros miembros de ese grupo sean liberados.