Público
Público

Vuelve el Aznar de las Azores: pide que Europa "repiense sus fuerzas militares"

El expresidente asegura que Estados Unidos "no va a estar siempre ahí"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El expresidente del Gobierno José María Aznar defiende que Europa 'repiense sus fuerzas militares' puesto que sus ejércitos han reducido presupuestos, personal y capacidad operativa pero deberán afrontar los 'desafíos del futuro' y los Estados Unidos no van a estar 'siempre ahí'.

Aznar pronunció ayer, martes, en Washington la conferencia inaugural de la School of Advanced Internacional Studies (SAIS) de la Johns Hopkins Univerity, en la que reflexionó sobre los cinco desafíos que a su juicio tiene Europa por delante, uno de ellos, en materia de defensa.

El expresidente del Gobierno aseguró que son al menos dos la grandes razones que deben empujar a Europa a esta reflexión; por un lado, que Estados Unidos 'parece estar en retirada del mundo', al menos de algunas regiones como la europea; por otro, la falta de transiciones democráticas en Oriente Medio, 'que están fatalmente empantanadas en violencia, golpes militares y guerra civil, como hemos podido ver en Siria'.

Aznar consideró que conforme la percepción sobre estos riesgos y desafíos evolucione, también la opinión pública permitirá 'un nuevo discurso' en materia de defensa.

Con respecto a los Estados Unidos, el expresidente calificó de 'decisivas' las negociaciones para un acuerdo de libre comercio y apostó también por reforzar la alianza transatlántica y ampliarla a otros países americanos y africanos 'que han mostrado su compromiso con la libertad, la democracia y los valores de una sociedad abierta'.

El expresidente pidió también avances en la Unión Europea en otros capítulos. El primero, el de la economía y el estado del bienestar, cuyos límites deben ser revisados en busca de 'un balance más razonable entre derechos y responsabilidades y entre lo estatal y lo individual'.

'El futuro del euro y de la Unión Europea como área de libertad, prosperidad y oportunidad depende esencialmente de nuestro compromiso con reformas estructurales profundas que hagan nuestras economías más flexibles, abiertas y competitivas', añadió.

También reclamó instituciones 'más representativas, eficientes y explicables, ya que la combinación de una larga crisis económica y la falta de una acción decisiva de parte de las instituciones está provocando un aumento de los movimientos populistas y nacionalistas en Europa', concluyó.