Público
Público

Zelaya vuela hacia Honduras sin la compañía de otros presidentes

El aeropuerto de Tegucigalpa se encuentra tomado por el ejército y por los seguidos del depuesto presidente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pese a las amenazas del gobierno golpista de Honduras, el presidente depuesto, Manuel Zelaya, está regresando a su país en un vuelo en el que no viaja ningún otro jefe de Estado latinoamericano, como se había previsto, aunque sí le acompañará el presidente de la Asamblea General de la ONU, el ex canciller nicaragüense Miguel D'Escoto.

Zelaya ha ordenado a los militares abrir el aeropuerto de Tegucigalpa en declaraciones a la cadena Telesur desde el mismo avión en el que regresa.

'El presidente constitucional está viajando en ese avión', dijo Zelaya, hizo un llamamiento a la reconciliación y al diálogo a todos los hondureños y pidió al Estado mayor de las Fuerzas Armadas que abran el aeropuerto.

'En unas dos horas estaremos llegando a Honduras', manifestó Zelaya, quien llamó 'al diálogo a todos los hondureños (...), que depongan todo acto de violencia'. 'Todos somos parte de un mismo pueblo, de una misma nación', subrayó, antes de afirmar que su retorno es 'pacífico'.

'Tratemos de mantener la calma', dijo Zelaya que invitó a los hondureños a 'caminar hacia el aeropuerto' y a hablar 'con los policías, con los soldados'. Afirmó que su regreso solo debe ser 'alegría' porque es 'el retorno del hijo que fue expatriado'.

Preguntado sobre la prohibición formulada por las nuevas autoridades hondureñas respecto al aterrizaje de su avión en Tegucigalpa, Zelaya dijo que se trata de 'un gobierno de facto y todas las acciones de ese gobierno de facto son nulas'.

Respecto a la posibilidad de aterrizar en algún otro aeropuerto, incluida una base militar de EEUU en Honduras, el presidente, depuesto hace una semana, dijo que, en caso necesario, el avión en el que viaja tiene 'otras opciones'.

Zelaya partió a las 19:10 horas (GMT) de Washington a bordo de un avión con destino a Honduras, en el que viaja también el presidente de la Asamblea General de la ONU, el ex canciller nicaragüense Miguel D'Escoto.

Los que no vijan con él son los presidentes de Argentina, Ecuador y Paraguay, que seguirán los acontecimientos desde El Salvador.

Aeropuerto blindado

La Policía y los militares han cerrado el tráfico en las calles de acceso al aeropuerto a unos 500 metros de las instalaciones de la terminal, aunque se puede llegar a pie.

Cientos de militares y policías participan en el operativo que se ha dispuesto tanto en el exterior como dentro del aeropuerto. Las aerolíneas TACA, American Airlines y Delta han suspendido sus vuelos.

El director de Aeronáutica Civil, Alfredo San Martín, declaró a la radio HRN que la también estadounidense Continental y la panameña Copa 'están operando normalmente, y van a hacer sus itinerarios tal y como tienen programado'.

Agregó que 'la Policía y las Fuerzas Armadas tienen instrucciones de solamente resguardar la seguridad de las personas y de los bienes privados, y las instalaciones del aeropuerto'.

Los aeropuertos internacionales de San Pedro Sula, la segunda ciudad en importancia de Honduras, en el norte del país, La Ceiba y la isla de Roatán, estas dos últimas en el Caribe, también continúan abiertos al tráfico aéreo.

Mientras, miles de seguidores de Zelaya se van agolpando en los alrededores de Toncontín para esperar la llegada del presidente.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha afirmado que 'es totalmente falso' que el Ejército de este país haya desplazado tropas hacia la frontera norte con Honduras.

'Juro ante Dios que Nicaragua no está desplazando tropas hacia Honduras, esto no es mas que una burda maniobra de los golpistas, que se están apoyando en (la cadena de televisión norteamericana) CNN', dijo Ortega en declaraciones dadas hoy por vía telefónica e inesperadamente a Radio Ya, afín al Gobierno.

Ortega respondió así a las declaraciones dadas en rueda de prensa por el nuevo presidente de Honduras, Roberto Micheletti, quien aseguró hoy que hay movimientos de 'algunas tropas' nicaragüenses a la frontera común y le pidió a él y a su colega de Venezuela, Hugo Chávez, que respeten la soberanía del país.

Los golpistas 'tratan de difundir la idea de que el conflicto es con Nicaragua, no hay ningún conflicto con Nicaragua, ya que el Ejército mantiene sus tropas en las posiciones normales, donde siempre las ha mantenido para resguardar la soberanía del país', dijo Ortega.