Público
Público

Las 10 diez facturas del alcalde de Cádiz para Susana Díaz 

José María González recibe este miércoles a la presidenta andaluza con una lista de demandas, encabezada por una factura de 9 millones de euros de deuda y un plan de choque contra el paro en la capital.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la presidenta de la Junta, Susana Díaz, el alcalde de Cádiz, José María González, y la entonces ministra de Fomento, en la inauguración del Puente de la Constitución de 1812, en septiembre de 2015.

Tras casi dos años de legislatura, la presidenta de Andalucía viaja este miércoles a Cádiz capital para mantener la primera entrevista institucional con su alcalde, José María González, conocido popularmente como Kichi. Susana Díaz culmina así una ronda de encuentros con los regidores de las ocho capitales de provincias: cuatro del PSOE, tres del PP y por último el gaditano, ligado a Podemos. Ésta, sin embargo, no es una reunión como las otras.

La relación institucional entre el Gobierno andaluz y el de Cádiz nunca ha sido buena, reflejo de la rivalidad congénita entre los socialistas y los populares (que han gobernado la ciudad de La Caleta durante 20 años).

El Ayuntamiento gaditano siempre ha denunciado el maltrato o el ninguneo al que le somete la Junta, y eso no ha cambiado con la llegada de un alcalde de izquierdas. De hecho, a veces parecía que había empeorado.

El nuevo regidor de Cádiz, emblema de las ciudades del cambio de Podemos, está ahí para recordar a diario al PSOE-A su incapacidad para convertirse en alternativa de gobierno durante más de dos décadas. Ha sido una formación nueva quien ha arrebatado al PP uno de sus bastiones, y lo ha hecho con el apoyo irritado (e irritante) de los socialistas.

Díaz tiene dos enemigos políticos y no hace distinción entre ellos: uno es el PP y el otro Podemos, a los que acusa de hacer pinza (como ocurrió en los noventa entre el PP e IU) para intentar derrocar a su Gobierno. Las municipales de mayo de 2015 la obligaron a dar el apoyo a uno de sus dos rivales para que gobernara Cádiz. Sin tener muy claro cuál era el mal menor (Díaz siente a Podemos como una amenaza mayor que el PP), la sevillana consintió a regañadientes en hacer alcalde a González. Y desde el día siguiente a su investidura comenzó a batallarle.

La presidenta ha usado las críticas al regidor gaditano como ariete contra Podemos en el Parlamento, y singularmente contra su líder, Teresa Rodríguez, con quien a menudo hace campaña. Los dardos que Rodríguez lanzaba a Díaz y a su gestión en la Junta, ella se los devolvía con constantes menciones a la mala situación financiera del Consistorio gaditano.

Esta guerra fría, este pulso en la distancia entre Díaz y González (con la intermediación, a veces explícita, a veces implícita de Teresa Rodríguez) ha retrasado casi dos años la primera reunión institucional entre ambos. En este tiempo, el alcalde no ha dejado de reclamar insistentemente la atención de Díaz (a través de los medios, de las redes sociales y en persona, cuando han coincidido en algún acto). Ahora llega el esperado momento, y no es casual que el regidor tenga preparada su lista de reivindicaciones que le entregará a la presidenta. Éste es el decálogo de lo que necesita Cádiz, según datos aportados por el Consistorio:

1.- Nueve millones de euros

El alcalde cifra la deuda del Gobierno andaluz con el Ayuntamiento gaditano en nueve millones de euros, por distintos conceptos: impuestos, tasas, transferencias pendientes… La mayor parte corresponde al retraso en el pago del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), incluyendo facturas pendientes que se remontan a legislaturas anteriores.

2.- Un plan de empleo

Así como la Junta reclama al Gobierno central un plan extraordinario de empleo para Andalucía, similar al aprobado para Extremadura y Canarias, González pide a Díaz una estrategia de choque para paliar las alarmantes cifras de desempleo de Cádiz (con una tasa de paro del 31,84%, la más elevada de las ocho capitales de provincia). El empleo también es, para la Junta, el principal motivo de la reunión de este miércoles. El regidor quiere que el Gobierno regional implemente la actividad en sectores estratégicos para la capital, como el turismo, el sector naval, el aeronáutico, el mar y las energías renovables.

3.- Falta de vivienda

Un problema asociado al desempleo y que trasciende la potestad del Gobierno municipal es el de la falta de vivienda en Cádiz, agravado por la infravivienda existente y la gran cantidad de inmuebles vacíos. A esto se suman las dificultades económicas de muchas familias que no pueden hacer frente a los alquileres de sus viviendas, el agua y la luz, abocadas por tanto a desalojos. El parque de viviendas públicas vacías, propiedad del Consistorio y de la Junta, no está claro. Algunas ONG han pedido al alcalde que medio por la creación de una Mesa por la Vivienda en la que estén representados el Ayuntamiento, la Junta, la Diputación y los colectivos sociales.

4.- Déficit hospitalario

Mientras otras capitales andaluzas, como Granada o Huelva, han salido a la calle a manifestarse por la fusión hospitalaria, en Cádiz aún se levanta la voz para recordar la promesa incumplida de la Junta de construir un nuevo hospital. El alcalde se lo recordará a la presidenta, pero pondrá más énfasis en la falta de equipamiento del centro hospitalario Puerta del Mar, que ha sido motivo de protestas en los últimos años.

5.- Edificios públicos vacíos.

El Gobierno andaluz cuenta con un extenso patrimonio en la ciudad de Cádiz que lleva años en desuso, edificios vacíos, como el del Olivillo y la antigua Escuela Náutica, en la zona de La Caleta, al que el alcalde quiere dar algún uso universitario (incluso se ha propuesto como sede para la Facultad de Educación. En total son una decena de inmuebles, algunos cuyo estado de abandono podría ser irrecuperable, y estarían abocados al derribo. Entre ellos está, por ejemplo, la Residencia de Tiempo Libre de la Junta, un edificio majestuoso junto al paseo marítimo, cerrada desde 2007 por un brote de legionella.

6.- Permuta por el Balneario

El Balneario de la Palma, otro edificio emblemático de La Caleta, propiedad de la Junta, mejor conservado que el resto, pero muy infrautilizado, según el gobierno municipal. Ahora mismo alberga el Centro Andaluz de Arqueología Subacuática, gestionado por el Ejecutivo autonómico, y González le planteará a Susana Díaz una permuta por el Castillo de San Sebastián. El centro arqueológico se trasladaría a este enclave (que se convertiría en un centro etnográfico), y a cambio, el Ayuntamiento se quedaría con el balneario para reabrirlo al público con algún fin lúdico, turístico y de hostelería.

7.- Ciudad de la Justicia

Un déficit de muchas capitales andaluzas, no sólo de Cádiz. También Sevilla lleva años reclamando a la Junta y al Gobierno central un complejo urbanístico que concentre todos los juzgados de la ciudad. Es un asunto que sí se ha abordado por medio de intermediarios. González ha propuesto que la Ciudad de la Justicia se ubiquen en los antiguos depósitos de tabaco de Altadis. La Junta barajó primero un edificio nuevo en el solar de la antigua Institución Provincial Gaditana, pero ahora se inclina por situar el complejo judicial en un edificio que ya esté construido.

8.- Infraestructuras paralizadas

Se trata de nudos de comunicación importantes para la ciudad de Cádiz, como la red de carriles bici o la reforma de la estación de autobuses, proyectos ambos en los que está implicado el Gobierno andaluz, pero que a día de hoy siguen paralizados. El regidor intentará que la visita de la presidenta sirva para desbloquear alguno de ellos.

9.- Museo del Carnaval

El Carnaval, símbolo de la ciudad de Cádiz, iba a tener su propio museo. El Gobierno andaluz estaba implicado en el proyecto, se llegó incluso a crear un patronato en el que estaban presentes todas las administraciones y varias entidades financieras. La idea entonces era hacerlo en la Plaza de la Reina, pero aquel proyecto quedó varado. González pretende rescatarlo con ayuda financiera de la Junta, la Diputación de Cádiz y otros patronos privados, y ha propuesto como ubicación el Palacio de Recaño.

10.- Deshielo institucional

Uno de los puntos que abordarán González y Díaz es su propia relación institucional, como alcalde y presidenta, enturbiada por la tensa lucha que mantiene Podemos y el PSOE. Ese pulso que hace que sobre el gobierno municipal penda la espada de Damocles, porque cada equis tiempo se reavivan los rumores de que el grupo local socialista apoyará una moción de censura contra el regidor, a propuesta del PP. Esa sensación de inestabilidad política, sostiene González, no beneficia a la ciudad de Cádiz, por ello espera que la reunión sirva para afianza la colaboración mutua entre ambas instituciones.