Publicado: 05.04.2015 11:59 |Actualizado: 05.04.2015 11:59

Ada Colau, a favor de la colaboración público-privada pero "con control democrático"

La candidata a la alcaldía de Barcelona en Comú descarta pactos para gobernar y rechaza llegar a acuerdos que dejen en manos de la iniciativa privada cuestiones de derechos fundamentales porque "es contrario al interés general". 

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 4
Comentarios:
Ada Colau, candidata a la alcaldía de Barcelona en Comú (BComú)./ EFE / Alberto Estévez

Ada Colau, candidata a la alcaldía de Barcelona en Comú (BComú)./ EFE /Alberto Estévez

BARCELONA.- La candidata a la alcaldía de Barcelona por la plataforma Barcelona en Comú (BComú), Ada Colau, se declara partidaria de la colaboración público-privada, aunque redefinida "para que sea siempre en pro del interés general, con liderazgo público y control democrático".

"Demasiado a menudo, en esta ciudad, la administración pública ponía todas las facilidades, capacidades y privilegios que solo ella tiene al servicio de intereses privados especulativos. Esto en realidad es ser cómplice y va en detrimento del interés general", ha afirmado Colau en una entrevista con EFE.

En este sentido, ha descartado llegar a acuerdos que dejen en manos de la iniciativa privada cuestiones de derechos fundamentales o de garantía de servicios básicos, como la enseñanza o la sanidad, "porque -asegura- es contrario al interés general, como se ha visto con la privatización de suministros".



Como ejemplo de que al gobierno de Barcelona le ha faltado "voluntad política" y ha dejado en manos de determinados grupos de presión decidir las prioridades de la ciudad hacia una "deriva neoliberal", ha citado la "barra libre" que, en su opinión, se ha dado al sector hotelero.

Ada Colau cree que "se han dado privilegios y beneficios a los 'lobbys', y ahora el modelo está fuera de control" y sostiene que muchos problemas de convivencia, de afectación del comercio de proximidad y de ocupación del espacio público se habrían evitado si se hubiera escuchado a los vecinos.

La candidata de Barcelona en Comú y según las encuestas la rival más directa del alcalde Xavier Trias (CiU) en estos momentos, cree que va a ganar y descarta pactos para gobernar, aunque no rechaza acuerdos puntuales "con mucha gente" durante el mandato.

"Lo que no haremos nunca es hacer alcalde a Trias, porque nuestros proyectos son absolutamente antagónicos", ha querido puntualizar la líder de BComú.

Colau insiste en que es la candidata de una plataforma ciudadana, "no de otro partido" ni de una coalición "ni de una sopa de letras", y que lo que han hecho algunas fuerzas políticas, como ICV, ha sido "adherirse" a BComú, que no tiene "las hipotecas de nadie".

Sobre el proceso catalán, subraya que "en el ADN de Barcelona en Comú está el derecho a decidir, pero en todo", y que "su punto fuerte" es que en la plataforma hay independentistas, federalistas y personas que no consideran prioritario el proceso, "pero todas de acuerdo en lo que proponemos para Barcelona el 24 de mayo".

"Lo que no haremos nunca es hacer alcalde a Trias", ha dicho la líder de BComú.

En este sentido, piensa que es  "una falta de respeto hacia los barceloneses" que fuerzas como CiU quieran "evitar el debate de modelo de ciudad y esconder el debate municipalista con un uso partidista del soberanismo".

Ada Colau asegura que nota en la calle la ilusión que ha generado el proyecto que lidera y que hoy por hoy se ve "alcaldesa", la primera en la historia de Barcelona.

Los objetivos principales de su candidatura son "conseguir transparencia, acabar con las malas praxis y la corrupción, garantizar los derechos fundamentales y generar ocupación con las herramientas que tiene el Ayuntamiento de Barcelona y que no se están utilizando por falta de voluntad política".

Durante años, Ada Colau fue la portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, y esto tiene un peso específico en su propuesta y en sus criticas al alcalde Xavier Trias .

En su opinión hay "muchas herramientas que no se están utilizando" para hacer frente a la "emergencia" en vivienda, como exigir a las entidades bancarias rescatadas que pongan pisos en alquiler social.

En este sentido, entre las iniciativas urgentes que a su parecer debe tomar el ayuntamiento figura elaborar un "censo bien hecho" de viviendas y locales para conocer su situación de manera directa e intervenir de manera "garantista" en los casos de ocupaciones en precario y acoso inmobiliario.