Publicado: 27.10.2014 19:17 |Actualizado: 27.10.2014 19:17

Aguirre pide perdón y dice que asume responsabilidades, pero no dimite

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Esperanza Aguirre ha comparecido en rueda de prensa para excusarse ante los ciudadanos por la operación Púnica, que ha llevado hoy a prisión a numerosos cargos del PP y del PSOE, entre ellos su exnúmero 2, Francisco Granados. "No quiero eludir mi responsabilidad porque la tengo. Estoy muy abochornada", ha confesado Aguirre.

"Los ciudadanos tenemos muchas razones para estar hartos", ha expresado la presidenta del PP en Madrid, que ha querido pedir "perdón a los madrileños y a los militantes honrados y sacrificados". 

Lo ha anunciado en la sede del PP madrileño, en la primera planta de la sede nacional de la calle Génova. Además de Francisco Granados, varios alcaldes del PP en el marco de la operación Púnica, que desarrolla la Audiencia Nacional. Entre ellos cuatro son del Partido Popular, José Carlos Boza (Valdemoro), Gonzalo Cubas (Torrejón de Velasco), David Rodríguez (Casarrubuelos) y Agustín Juárez (Villaba). 

"Pensé que Granados era adecuado para el PP", ha confesado Aguirre"Hay que pedir perdón por este y otros casos de corrupción", ha continuado en referencia al caso Gürtel, asegurando que el PP "está haciendo todo lo posible" por destapar los casos de corrupción. Pese a todo, la conservadora ha pedido más celeridad a la justicia. "Llevamos con el Gürtel seis años y ni siquiera se ha abierto el juicio oral".

Dice que los ciudadanos están "hartos" de la "coletilla" de la "presunción de inocencia" porque lo consideran "excusas". Se siente "muy abochornada" por lo ocurrido e insiste en que "no quiere eludir" su "responsabilidad" porque asegura que la tiene. 

Aguirre ha declarado que no conocía a los alcaldes detenidos en el marco de la operación, refiriéndose a que ella no los eligió para ocupar puestos de responsabilidad en las instituciones al ser ésta una designación que le corresponde a los comités electorales locales.

"A esos alcaldes no les conozco", ha declarado para matizar, a renglón seguido, que su designación le correspondía al comité electoral local. Lo que sí ha asegurado es que a todos con puestos institucionales "se les pedirá que dejen ese cargo".

"No quiero eludir la responsabilidad que me corresponde en el nombramiento de Francisco Granados para cargos de alta responsabilidad en el partido y en el Gobierno de la Comunidad de Madrid", ha manifestado con respecto a uno de sus antiguos colaboradores más próximos.

De Granados ha señalado que era "una persona destacada", nacida y criada en un municipio del sur como Valdemoro, con una "carrera universitaria brillante" a sus espaldas y que procedía de "un puesto de responsabilidad en la banca", es decir, que "no venía de ser militante desde jovencito".

 


http://www.quoners.es/q/trafico-influencias