Publicado: 11.12.2015 12:07 |Actualizado: 11.12.2015 12:07

Aitor Esteban, cabeza de lista del PNV por Bizkaia: “A los nacionalistas vascos nos preocupa una combinación PP-Ciudadanos”

El candidato del PNV alerta sobre la apuesta “centralista” del partido de Albert Rivera y asegura que en la próxima legislatura tocará “defender el autogobierno”

Publicidad
Media: 3
Votos: 4
Comentarios:
El portavoz del Grupo Vasco (EAJ-PNV) en el Congreso, Aitor Esteban, en la sala de reuniones de su formación.

El cabeza de lista del PNV por Bizkaia, Aitor Esteban, en la sala de reuniones de su formación.

“¿Compras navideñas? A ver si aprovecho el 21 o 22…”. Durante estas semanas, la vida de Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Congreso durante los últimos cuatro años, sólo gira en torno a las elecciones del día 20. Quiere ser reelegido como diputado vasco en Madrid, donde asegura que sólo defenderá los intereses de Euskadi.

Su rostro ya está en casi todos los paneles electorales y garitas de autobús de este territorio. Su nombre, en el primer lugar de la lista peneuvista por Bizkaia. Entre acto y acto, Esteban habló con Público sobre cómo vive los días previos al 20-D. “Hasta entonces –asegura- no tendré un día mío”.

¿Qué rasgos principales tiene la campaña del PNV?


Se trata de una campaña cercana, que no tiene un programa de gobierno, sino que responde a las necesidades y las expectativas de la ciudadanía vasca en un tiempo que aparece como de cambio, con cierto paralelismo con la transición, y en el que probablemente se va a discutir mucho sobre autogobierno y estructura del estado. Los vascos vamos a tener que estar atentos, porque nuestro autogobierno ha significado bienestar. Además, aquí tenemos una conciencia como pueblo de autogobernarnos que no debe ser restringida.



¿En la próxima legislatura va a estar en juego el autogobierno?

Sin duda. De hecho, ya había avisos en ese sentido. Por ejemplo, Ciudadanos es una fuerza emergente que viene a refrendar lo que refrendaba UPyD -aunque parece que con más posibilidades de éxito- y que tiene un carácter centralista evidente. No en vano, ya ha hecho avisos contra el concierto económico y contra el cupo. También ha habido otros grupos que han hablado sobre revisar todo esto… Lo que vemos es que hay algunas fuerzas emergentes que han tomado como chivo expiatorio de la mala gestión de los grandes partidos al conjunto de las comunidades autónomas.

¿Cuál es la propuesta estrella del PNV de cara al 20-D?


No vamos a entrar en el mercado de ofertas. En nuestro programa hay propuestas concretas, pero repito, no es un programa de gobierno. Nosotros no aspiramos a gobernar en Madrid. Lo que aseguramos es que nuestra presencia en el Congreso siempre va a estar orientada hacia intereses que sólo vengan de Euskadi. Creo que ese es nuestro mayor valor.

Entre los candidatos con posibilidades de convertirse en presidente de España, ¿hay alguno que le guste más que otro?

El que más me gusta podría ser yo, o cualquiera de mis compañeros (risas). Evidentemente, hay combinaciones de gobierno que a uno le hacen preocuparse. Por ejemplo, PP-Ciudadanos. Tampoco sé cómo respondería el PSOE en una combinación con Ciudadanos. También habrá que ver cómo concreta sus opciones Podemos. Pero insisto en lo que he dicho antes: nuestra opción no es gobernar España. En Euskadi se eligen 18 escaños en total, y ni siquiera teniendo los 18 seríamos decisivos para definir quién será elegido presidente.

¿El PNV está dispuesto a negociar algún tipo de apoyo en el Congreso?

El PNV siempre está dispuesto a hablar con todos de todos los temas. Hemos negociado cosas cuando parecía imposible. En esta última legislatura que ha estado marcada por la recentralización, conseguimos negociar un estatus diferenciado en el marco de las competencias municipales, atendiendo a la conexión foral de nuestros ayuntamientos.

También durante el gobierno de Zapatero se consiguieron algunas transferencias que estaban en el estatuto y que no habían sido traspasadas. De todas maneras, nosotros no vamos a ser segundones de nadie: veremos qué ofrece cada uno a los ciudadanos vascos.

¿A cambio de qué se podría hablar?


No adelanto nada, porque tampoco sé cuáles van a ser los resultados. Sí le puedo decir lo que me gustaría.

¿Y qué le gustaría?

Si se va a hablar verdaderamente de un cambio en la estructura del Estado, me gustaría que se abordase el problema nacional de Cataluña y Euskadi. Me gustaría que se pudiese negociar desde la lealtad un nuevo pacto entre Euskadi y el Estado que pase por el reconocimiento de que somos una nación diferente, así como la bilateralidad de las relaciones. Eso daría estabilidad durante bastante tiempo.

¿Cree que hay algún partido que respete el derecho a decidir de Euskadi y Catalunya?

Bueno… Hoy por hoy no lo sé. Lo que sí creo es que la realidad es tozuda. Si no quieren arreglarlo, seguiremos con tensiones. En las últimas elecciones catalanas quedó claro que algo más del 60% de los votos fueron a grupos políticos que apoyan hacer una consulta de manera acordada con el gobierno de Madrid, y con unas condiciones pactadas. Luego podrás votar sí o no, pero hay una mayoría evidente de la sociedad catalana que lo apoya. Además, la ley debe servir para dar cauces a las soluciones políticas. ¿Por qué no se puede hacer una consulta para saber qué piensa la gente? Es algo democrático. Si el problema no se afronta, seguirá estando ahí.

La última encuesta del CIS da como ganador en Euskadi a EH Bildu, que obtendría seis diputados. El PNV quedaría segundo, con cinco. ¿Cómo lo interpreta?

Se trata de la encuesta que menos muestreo ha hecho en el País Vasco, así que no le doy la menor importancia. En todo caso, no sé hasta qué punto son fiables las encuestas en estas elecciones, por la incógnita de los nuevos grupos emergentes y porque el número de votantes con dudas es grande, aunque no tan exagerado como aparecía en el CIS.

¿EH Bildu es vuestro principal rival a la hora de conquistar votantes?

Creo que el PNV tiene frontera con todos los partidos políticos. Tampoco tengo muy claro si la izquierda abertzale va a ser en esta ocasión el segundo partido más votado, habrá que verlo. Quizás podríamos encontrarnos con sorpresa y que sean los terceros… No lo sé. Hay que tener en cuenta que el voto de los ciudadanos es cada día más libre y menos ideológico. Por tanto, hay que ganárselo con las acciones del día a día.

¿El bipartidismo ha muerto? Y en todo caso, ¿eso es bueno o malo para Euskadi?

Habrá que ver si los nuevos partidos se consolidan o no, o si se reagrupan en nuevas formaciones. Incluso será pronto para decirlo en la próxima legislatura. Tampoco les hemos visto desenvolverse en la práctica política, no sabemos qué grado de cohesión interna tienen...

En el caso de Ciudadanos, está claro hacia dónde va su líder: surgió con una vocación centralista desde Cataluña y eso es lo que está vendiendo. Lo que aspira es a suceder al PP. En cuanto a si eso es bueno o malo para Euskadi, puedo asegurarle que el nacionalismo vasco, mientras sea mayoría, seguirá representando a una sociedad que se siente diferente. Si se quiere resolver algo relacionado con Euskadi, no me imagino que se pueda prescindir del PNV.