Público
Público

Aizoon pagaba el vino Baigorri que la infanta bebía en Pedralbes

La Policía envía al juez Castro una nueva remesa de facturas de la sociedad que compartían Urdangarin y su mujer, por importe total de 222.875 euros, empleadas en obras y muebles del palacete de Pedralbes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La sociedad Aizoon, propiedad al 50% de Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina, y destinataria de los millones de dinero público percibido supuestamente de forma ilícita por el Instituto Nóos, pagó 6.600 euros a bodegas Baigorri por cajas y botellas de su vino de rioja en los años 2008 y 2009.

Así se refleja en la nueva documentación remitida por la Policía sobre las facturas de Aizoon al juez Castro, que investiga por encargo de la Audiencia de Mallorca si el dinero de esa sociedad se usó para pagar gastos particulares de la infanta y su marido, como las obras de remodelación del palacete que adquirieron en el barrio barcelonés de Pedralbes.

La nueva remesa de facturas asciende a 222.875 euros, e incluye, aparte de la adquisición vino de rioja crianza y reserva 'Baigorri', en formato normal o magnum (1,5cl.), el pago de obras y mobiliario que tuvieron como destino el palacete, pese a que, como se encarga de resaltar la Policía, en varios periodos la sede de la sociedad no estaba en la calle Elisenda de Pinós (dirección del mismo).

La información aportada por el Grupo de Delincuencia Económica de la Policía en Baleares se suma a la que entregó el pasado mes de septiembre que reflejaba el pago de otros eventos particulares de la familia. Con estos informes y el que espera de Hacienda, el juez debe decidir si llama como imputada a la infanta por colaborar en los presuntos  delitos fiscales o de blanqueo realizados por Urdangarin a través de Aizoon.

Entre las nuevas facturas cargadas a Aizoon, destaca por su volumen una fechada en diciembre de 2005, por 138.834 euros, a la empresa Rosa Cerveto Marta Mas S.L., por la compra de mobiliario de interior que incluía mesas, sillas, sofás, silones, cortinas, alfombras, lámparas, modulares y mueble bar. También una factura de 7.888 euros para una función de luz y sonido en el restaurante 'El Jardí de L'Abadessa', en junio de 2005, a la empresa de producción audiovisual Pep Bou S.L.

La variedad de los cargos que sufragaba Aizoon es muy amplia: 39.567 euros, en diciembre de 2005, a la empresa de reformas Pasi Disseny, por amueblar el despacho de Aizoon situado en la primera planta del propio palacete de Pedralbes, pese a que la Policía consigna que entonces Aizoon tenía su domicilio social en la calle Beethoven número 9, y no en Elisenda de Pinós, domicilio familiar de los integrantes de la empresa.

A Sarria Servis, empresa especializado en servicio doméstico, se le pagaron dos facturas en abril y junio de 2007 por selección de personal. La administradora de la empresa, según la Policía, ha manifestado que la contrató la secretaria de Urdangarin. Por su parte, Torres Servicios Técnicos cobró 242,21 euros por el alquiler de tres estufas de jardín que supuestamente se usaron en la celebración del 40 cumpleaños de Urdangarin, el 18 de enero de 2008. Y Blau Cel cobró de Aizoon 9.280 euros por confección de cortinas y rieles para el despacho de Aizoon en Pedralbes, el 27 de octubre de 2006.

El informe recoge además la declaración que prestó como testigo en febrero de 2012 el arquitecto Marc Viader Salvado sobre la factura que cobró de Aizoon por importe de 20.000 euros en el año 2005, y donde destaca que se refería a la parte proporcional, dentro las obras de reforma que hizo en el palacete de Pedralbes, que correspondían a un despacho profesional de Urdangarin. 

El documento policial también analiza los movimientos incorporados a la causa de las dos visas Business Oro, una a nombre de Urdangarin y Aizoon, y otra al de Cristina de Borbón y Aizoon, y su correlación con los libros anuales de la empresa que compartían. El informe constata que algunos de los pagos reflejados en esos libros de cuentas entre 2004 y 2010 se hicieron con la visa oro de Cristina, la mayoría con la de Urdangarin, mientras que otros abonados mediante visa no se corresponden con ninguna de las dos tarjetas anteriores. Se refieren mayormente a viajes, pagos de restaurantes y hoteles, libros, flores o relojes.