Publicado: 09.02.2016 09:03 |Actualizado: 09.02.2016 14:37

Ballester se sintió "utilizado" por Urdangarin y Borbón en los contratos con Baleares

"El objetivo era contratar" al cuñado del rey y su socio, "sin discutir el precio". El arrepentido inculpa a Jaume Matas y confirma que el primer acuerdo se produjo en el Palacio de Marivent. En el banquillo se sientan 17 acusados por el desvío de 6,2 millones de euros públicos.

Publicidad
Media: 5
Votos: 6
Comentarios:
El el exdirector general de Deportes y ex regatista olímpico, José Luis "Pepote" Ballester (d), acompañado de su abogado, Ángel Aragón, a su llegada a la Escuela Balear de la Administración Pública, donde la Audiencia de Palma ha retomado el juicio del ca

El el exdirector general de Deportes y ex regatista olímpico, José Luis "Pepote" Ballester (d), acompañado de su abogado, Ángel Aragón, a su llegada a la Escuela Balear de la Administración Pública, donde la Audiencia de Palma ha retomado el juicio del caso Nóos con las declaraciones de los acusados. EFE/J GRAPPELLI

MADRID/ PALMA.- El primer arrepentido del juicio del caso Nóos, José Ballester, director de deportes de Baleares entre 2003 y 2007, reconoció este martes ante la Audiencia de Palma que tenía amistad con el matrimonio formado por Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarin y que fue "utilizado" para lograr contratos de la administración pública con el Instituto del que es socio el exduque.

Pregunta: "¿Se ha sentido usted engañado o de alguna manera usado en su amistad con estas personas para ser un foco de mayor acceso la administración o al señor [Jaume] Matas?"

Respuesta: "La palabra sería utilizado, pero eso te das cuenta con el tiempo. Sobre todo viendo cómo se han acabado desarrollando los temas. Al final te das cuenta que eras un pequeño instrumento de ser utilizado".

Así respondió Ballester, a preguntas de la acusación popular, sobre el acceso de Urdangarin al entonces presidente de Baleares, Jaume Matas y los contratos que se firmaron con la administración autonómica. 

El juicio por el caso Nóos comenzó este martes a las 9:15 de la mañana con la absolución de Miguel Tejeiro, excontable del Instituto que impulsaron Iñaki Urdangarín y su exsocio Diego Torres y desde el cual se extrajeron 6,2 millones de euros de las arcas públicas de Baleares y Valencia a cambio de contratos adjudicados a dedo.

Quedan 17 procesados sentados en el banquillo, entre ellos la infanta Cristina, con el horizonte de varios acuerdos de arrepentimiento entre los once exaltos cargos públicos acusados.

El tribunal ha absuelto a Miguel Tejeiro, cuñado de Torres, quien ha pasado de procesado a testigo. La única parte que lo acusaba, el sindicato Manos Limpias, ha optado por retirar sus peticiones por "estrategia procesal", según había comunicado su abogada, Virginia López-Negrete, al tribunal.

Esta maniobra procesal supone que Tejeiro, como testigo, está obligado a decir la verdad cuando preste declaración ante el tribunal.

Contrato público en Marivent

La primera sesión se dedicó a la declaración de José Luis Ballester, 'Pepote', exdirector de deportes de Baleares entre 2003 y 2007, exmedallista olímpico y examigo de Urdangarín.

Ballester es el primer arrepentido que comparece ante el tribunal y  durante dos horas y veinte minutos ha sido interrogado por el fiscal del caso, Pedro Horrach.

La estrategia de Horrach  va encaminada a cercar a Jaume Matas, expresidente de Baleares, así como a Urdangarín y a Torres.

A preguntas del fiscal, Ballester reconoció que Urdangarin se postuló en 2003 para crear una oficina de seguimiento para combinar ciclismo y deportes. Para ello, propuso el patrocinio con Banesto del equipo ciclista de José Miguel Echavarri y Eusebio Unzué.

Ballester explicó a Matas que Urdangarin se proponía para capitanear el proyecto. Los tres se reunieron en el Palacio de Marivent en 2003, donde había "un cuarto" que no ha identificado, pero que se fue cuando terminó el acto por el que se les había convocado y que sirvió de excusa para reunirse.

El duque de Palma, el presidente de Baleares y el director de deportes jugaron al pádel en Marivent y "se habló del inicio de las conversaciones" y de la inversión prevista en la oficina.

"Nunca dudó nadie"

La oficina de seguimiento buscó tres propuestas, que Ballester no vio y que servían para "vestir el santo", "vestir el expediente".

"Nunca dudó nadie que había que contratar con Urdangarin" el impulso del equipo Illes Balears-Banesto, destaca el exdirector de deportes. El primero que no dudó nunca fue Matas, quien recibe una propuesta "nítida de don Iñaki".

“La persona visible de la oficina de seguimiento del equipo era Juan Pablo Molinero”, actual director de marketing del Movistar.

Contratar todo lo que viniera de Urdangarín

"Matas ordenó contratar a Urdangarin", destacó en la primera sesión el exdirector de deportes de Baleares.

Ballester: El objetivo era contratarles, no se dudó en el precio.

Horrach: ¿Contratar a quién? ¿A Iñaki Urdangarin?

Ballester: Por supuesto y a todo lo que viniera de él.

Horrach: ¿Esta era la directriz del señor Matas?

Ballester: No me queda ninguna duda.

Su departamento pagó 150.000 euros a Nóos por la primera consultoría estratégica.

"El objetivo era contratarles, no se dudó el precio (...) Matas me dijo 'paga, mi preocupación es ganar las elecciones'"

Ballester ha inculpado en todo momento a Matas. "El viernes antes de las elecciones le dije que estaba el tema este del equipo ciclista, no hemos pagado esta factura: 'paga, mi preocupación es ganar las elecciones el domingo'". Fue la orden tajante recibida por el entonces presidente de Baleares.

El equipo ciclista fue el primer contrato. "En 2005 Matas me dijo que Urdangarin había propuesto realizar un Foro deportivo en Palma".

En dicho proyecto les hablaron del Instituto Nóos. "Una entidad sin ánimo de lucro que podía tener una relación con una institución pública", según definieron a Ballester la empresa de Urdagarín y Torres.

"Me dijeron que no había que pedir justificación" al Instituto Nóos. Se lo comunicó Gonzalo Bernal, de quien Ballester era superior. "Era un cargo distinto", matiza al fiscal Horrach. "Igual que a mi me designó el señor Matas, a él le designó el señor Matas", que es abogado y gerente de la Fundación Ille Sport.

Ballester hasta se ha enfadado con la insistencia del fiscal: su trabajo era estar con los deportistas y no con los contratos. Reconoce que se empezó a trabajar con Nóos antes de la firma del contrato. "Tuvimos reuniones con empresarios mallorquines que ellos habían concertado" en el hotel Sol Meliá, con la presencia de Vicente Grande o Sebastian Escarré, así como autoridades académicas. Las reuniones eran "capitaneadas" por Urdangarín.

Se organizó el Fórum Illes Balears de 2005 con Nóos. "Nadie puso en duda la continuidad", cuyo convenio se firmó un mes después de su organización.

'Don Iñaki' llamaba para cobrar

El segundo convenio se firmó en 2006, para el Foro del mismo año. Urdangarin comunicó a Ballester que se había ido del Instituto y que lo dirigiría Torres. "Aquella continuidad que sí hubo en el primer foro, no ocurrió con el segundo". Ballester expresa su "extrañeza" de que en la segunda edición no se aportó un plan estratégico ni una continuidad del trabajo; ni se les aportó las conclusiones, ni se actualizaba la web. 

"Urdangarin llamaba para que se les pagara", ha reconocido Ballester, quien se negaba a pagar a Nóos porque no habían culminado su trabajo. "Me llamó en sucesivas veces para reclamarme pagos".

El fiscal le preguntó si no le extrañó que el exduque le llamara cuando había abandonado el Instituto: "a mi me extrañó, se lo comuniqué y no volví a tener llamadas" de "don Iñaki" o del "señor Urdangarin", como se ha referido en el interrogatorio respecto a su examigo.

Se pagaron 1,2 millones de euros a favor del Instituto Nóos en 2005 y de 1,1 millones en 2006 por el Illes Balears Forum. En ningún momento nadie discutió estos pagos: "No hay más cera que la que arde".

La abogada del Estado, Dolores Ripoll, no ha hecho preguntas a 'Pepote' Ballester

El abogado que representa los intereses del Gobierno de Baleares ha comenzado su interrogatorio. Ballester no se cuestionaba si el Instituto Nóos tenía o no ánimo de lucro: "No era mi objeto saber con que empresas se iban a llevar adelante los acuerdos. Para mi no era relevante", ha reconocido ante el abogado que representa los intereses del Gobierno de Baleares.

En ese momento no entendió el matiz que suponía que los convenios fueran firmados con la Fundación Illes Balears y no con el Govern, con el fin de eludir sistema de contratación pública.

Ballester ha reconocido que Matas, como presidente de Baleares, tenía la oportunidad de tratar con la familia real. "Muchos, empezando por la propia boda de la infanta doña Cristina con don Iñaki en Barcelona", posteriormente había recepciones de la casa real, "muchos contactos", en recepciones oficiales, entregas de trofeos...

El defensor de Urdangarin, Pascual Vives, ha preguntado a Ballester si el plan de actuación que él presentó abarcaban diferentes iniciativas deportivas en la legislatura 2003-2007.

"Vestir el santo" y manipular las actas

Ballester, según ha dicho al tribunal, comenzó a colaborar con la Fiscalía en el año 2009, a raíz de la investigación sobre la construcción del velódromo Palma Arena y tras conocer declaraciones de implicados que estaban "confundiendo, liando y en muchos casos faltando a la verdad" de lo que él ha denominado "saqueo" del dinero público.

Ballester ha reconocido que Matas les trasladaba decisiones para que la Fundación Ille Sport firmara los contratos con Urdangarin y Torres para la realización de eventos que vinculaban el deporte y el turismo.

Sólo se celebró una reunión de la Junta de Patronos de dicha Fundación; las decisiones que se reflejan en las supuestas actas de estas reuniones que no se celebraron fueron adoptadas y firmadas por Matas, quien se encargaba de "vestir el santo" y manipular las actas.

En el acta de la Junta de Patronos del 21 de abril de 2005, que "tampoco" se celebró -reconoce-, se modificó el presupuesto de la Fundación para suscribir un préstamo de 9 millones de euros para construir el velódromo. Ballester reconoce que no se podía disponer de ninguna partida económica sin el visto bueno de Matas, sobre todo para estas cantidades.

En el acta de la Junta de Patronos del 21 de diciembre de 2004, que "tampoco" se celebró, Ballester reconoce que el plan de actuación de 2005 que fue supuestamente aprobado no contenía la celebración del congreso Illes Balears Forum, que realizaría después el Instituto Nóos.

En el banquillo, la infanta Cristina mantiene una actitud más relajada que en la sesión de las cuestiones previas. Ha entrecruzado algunas frases con su vecino de banquillo, Salvador Trinxet, supuesto creador de la red de blanqueo de Urdangarin en otros países.

Jaume Matas toma notas en todo momento de su director general de deportes que lo ha dejado al pie de los caballos. Mientras, Urdangarin y Torres se mantienen muy atentos al interrogatorio de Ballester.

La infanta Cristina y su marido Iñaki Urdangarin llegaban este martes a las 8.50 horas, a la sede de la Escuela Balear de Administración Pública (EBAP).

Ambos, que dedicaron un "buenos días" a los numerosos periodistas que se encuentran frente a la sede de la EBAP, ubicada en el Polígono Son Rossinyol de Palma, accedieron juntos a las dependencias donde tiene lugar el juicio.

El edificio está situado frente al centro penitenciario de Palma, de la que se separa con tan sólo cuatro carriles de carretera.

Previamente, habían llegado sus respectivos letrados, tanto de la Infanta, como el abogado de su marido, Mario Pascual Vives, quien también ha saludado con un "buenos días" a los medios congregados a las puertas de la sede, y también otros letrados del resto de los 17 procesados.