Publicado: 14.04.2014 16:43 |Actualizado: 14.04.2014 16:43

Los asesores de Mas ven posible que una Catalunya independiente siga en la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Consejo Asesor para la Transición Nacional de la Generalitat rechaza la tesis de que una Cataluña independiente quedaría automáticamente fuera de la UE y contempla como los escenarios más probables que continúe vinculada al bloque comunitario, por una cuestión de "lógica y pragmatismo".

Es la conclusión del informe Las vías de integración de Cataluña en la Unión Europea, que ha presentado este lunes el presidente del Consejo Asesor, Carles Viver Pi-Sunyer, acompañado del conseller de Presidencia y portavoz del Govern, Francesc Homs, en un acto en el Palau de la Generalitat.

El conseller ha subrayado que es el "ejercicio más sólido, transparente y riguroso" que se ha hecho sobre el encaje de una eventual Catalunya independiente en la UE y ha invitado al Gobierno central a trabajar con "más rigor y menos propaganda", porque es "evidente" que los catalanes "no divagarán por el espacio ni residirán en islas de Robinson Crusoe", en alusión a expresiones usadas por el ministro de Exteriores y el presidente del Gobierno.

Los cuatro escenarios que prevén los expertos de la Generalitat son: la permanencia en la UE sin cambios; la salida del bloque pero con una adhesión rápida y sin dejar de aplicar en ningún momento el derecho europeo en Cataluña; la salida y la posterior integración por la vía ordinaria; o la expulsión sine die, sin ni siquiera quedar como candidata para volver a entrar.

Para Pi-Sunyer, "no hay duda de que los argumentos que con toda probabilidad tendrán más fuerza persuasiva son los favorables a escenarios uno y dos, es decir, continuidad -en la UE- o una adhesión rápida y, mientras dure el proceso, la aplicación del derecho europeo".

De esta manera, el "dilema" no sería tanto si Catalunya queda dentro o fuera de la UE, sino si al futuro Estado se le aplicará el derecho europeo o no y por cuánto tiempo podría darse esta situación transitoria, ha precisado Pi-Sunyer. El jurista ha restado importancia al tiempo que pudiera tardar en culminar el mecanismo de adhesión rápida, porque, como se seguiría aplicando el derecho europeo en el territorio catalán, a "efectos prácticos" sería como seguir estando dentro de la UE.

Sin embargo, en estos dos mecanismos que el Consejo Asesor ve como más probables podría haber un veto del Estado español, ya que en ambos casos debe haber una ratificación de todos los Estados miembros.

Contrariamente a lo que defienden miembros del Ejecutivo de Mariano Rajoy, el jurista que preside este 'consejo de sabios' ha rechazado que los tratados tengan una única salida sobre la integración de un eventual Estado catalán y ha asegurado que la solución que se adopte será "política y sobre todo económica" -un Estado catalán sería contribuyente neto a la UE-, más que "jurídica".

"La tesis que afirma que una eventual Catalunya independiente quedaría automáticamente fuera de la UE no tiene ningún tipo de base jurídica sólida""La tesis que afirma que una eventual Catalunya independiente quedaría automáticamente fuera de la UE y debería pedir la adhesión como tercer Estado según el artículo 49 de los Tratados no tiene ningún tipo de base jurídica sólida, como tampoco son sólidas las que dicen que se quedaría dentro", ha recalcado Pi-Sunyer.

Sin embargo, para el presidente del Consejo Asesor, una salida de Catalunya de la UE, tanto para ir a la cola de la adhesión como la expulsión sine die, supondría dejar sin derechos europeos a 7,5 millones de catalanes que ya son oficialmente ciudadanos del bloque comunitario. Además, sería perjudicial, a su juicio, desde el punto de visto económico para un bloque como la UE, que actúa siempre de forma "flexible" y con las premisas de la "integración", la "lógica" y el "pragmatismo".

Así, para Pi-Sunyer, es difícil que se tomen decisiones como la expulsión de un región como Catalunya que ya "cumple con todos los requisitos para ser miembro de la UE", ya que, en su opinión, esto estaría en "contradicción" con los "principios fundacionales" de la UE de integrar en su seno el máximo número de socios posible.

El informe, firmado por los 15 miembros del Consejo Asesor, consta de 69 páginas y es el sexto de la veintena de estudios que debe presentar antes de verano este organismo que asesora al Govern en la consulta soberanista y la configuración de un eventual Estado catalán. El conseller Homs, por su parte, ha afirmado que el informe, que se traducirá al castellano, alemán, inglés y francés, es una invitación a hacer las cosas "con rigor" y, en este punto, ha reclamado al Gobierno central que actúe de la misma manera.