Publicado: 16.03.2016 13:51 |Actualizado: 16.03.2016 14:04

Beiras, expulsado del pleno del Parlamento gallego por increpar a un diputado del PP

El Parlamento le aplicará la suspensión de 15 días de sus derechos parlamentarios al portavoz de AGE, lo que incluye la retirada del salario durante este período.

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 6
Comentarios:
El portavoz parlamentario de AGE, Xosé Manuel Beiras

El portavoz parlamentario de AGE, Xosé Manuel Beiras

SANTIAGO DE COMPOSTELA.- El portavoz parlamentario de AGE, Xosé Manuel Beiras, ha sido expulsado del pleno del Parlamento por increpar al portavoz del PPdeG, Miguel Tellado, en su escaño, tras un acalorado debate sobre el nuevo hospital de Vigo, para el que su grupo parlamentario ha solicitado su rescate para la Administración pública.

Durante el transcurso de la intervención ante el hemiciclo gallego, Beiras ya había sido llamado al orden por el presidente de la Cámara, Miguel Santalices, quien le advirtió, durante el turno de palabra del popular Javier Dorado, y ante las palabras del líder de Anova, que "aquí no hay tontos".



Ya en la réplica, el veterano nacionalista ha avisado a los populares de que "su derrota es inexorable, con Beiras o sin Beiras", al asegurar que "la ciudadanía está harta de ustedes".

También ha proclamado que en el Partido Popular están "corruptos todos" y ha denunciado que es un partido "podrido de abajo a arriba", en referencia velada a las últimas informaciones conocidas sobre las investigación al PP valenciano.

El portavoz de AGE subió el tono de sus críticas y acusó a los parlamentarios populares de anteponer "su enfeudamiento, con los sátrapas que estafan a toda la ciudadanía del Estado español, esos corruptos; a sus obligaciones con los ciudadanos que los votaron".

Suspensión del pleno

"Entre todos los echaremos del país", ha avisado en último turno de la defensa de su iniciativa, antes de levantarse para abandonar el hemiciclo, aunque acabó siendo expulsado antes de que eso ocurriese, puesto que, por el camino, se encaró al portavoz del PP.

Así, cuando se levantó, se dirigió a Miguel Tellado, cuya mesa ha golpeado hasta en dos ocasiones, entre insultos y reproches. Ha sido entonces cuando Santalices le ha vuelto a llamar al orden y ha decretado su expulsión, así como una suspensión del pleno, que apenas se ha llegado a materializar, al continuar con el debate de la siguiente iniciativa.

La expulsión le acarreará 15 días de suspensión de los derechos parlamentarios como diputado, según recoge el Reglamento del Parlamento en el artículo 108. Esto supone que no podrá acudir a los plenos, ni comisiones; así como también serán retiradas las percepciones salariales correspondientes.

No es la primera vez que Beiras se encara directamente contra las bancadas del PP, e incluso había llegado a golpear el escaño del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en una sesión de control al gobierno en la que la oposición llevó a la Cámara las fotografías de los años 90 del mandatario autonómico con el narcotraficante Marcial Dorado, que publicó el periódico El País.

Sin embargo, en aquel momento, abril de 2013, la entonces presidenta de la Cámara, Pilar Rojo, no llegó a expulsar al veterano político, que también protagonizó otros rifirrafes con las bancadas populares.

Una diputada de Cerna sale en su apoyo

"Lo único que hizo Beiras ha sido denunciar las irregularidades del Gobierno del señor Feijóo. A los diputados no se nos puede poner una mordaza", ha secundado, en la siguiente iniciativa, la diputada del Grupo Mixto Mónica Fernández, quien es militante de Cerna, grupo escindido de Anova -formación que lidera Beiras-.

Así, la parlamentaria, abandonó, acto seguido, la tribuna de oradores, renunciando a seguir debatiendo la propuesta que se abordaba en ese momento.

Sin embargo, el compañero de grupo del veterano nacionalista Xabier Ron sí ha hecho uso de su turno de palabra en la propuesta que se debatía. Se trata de una iniciativa del PPdeG relacionada con la madrileña calle Álvaro Cunqueiro y tiene como objetivo dirigirse a la alcaldesa Manuela Carmena para que se mantenga al escritor gallego en el callejero de la capital.