Publicado: 24.12.2016 13:42 |Actualizado: 24.12.2016 14:13

La Cámara de Comercio de Sevilla expulsa al empresario que agredió a Teresa Rodríguez

La organización empresarial ha pedido a Manuel Muñoz Medina que deje su cargo como vocal y él ha presentado su "renuncia irrevocable".

Publicidad
Media: 4
Votos: 16
Comentarios:
El empresario Manuel Muñoz Medina, dueño de la empresa Guadarte SA. YOUTUBE

El empresario Manuel Muñoz Medina, dueño de la empresa Guadarte SA. YOUTUBE

SEVILLA.- La Cámara de Comercio de Sevilla ha expulsado al empresario Manuel Muñoz Medina, casi un día después de que se conociera que agredió a la coordinadora de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, y de que esta anunciase la presentacíón de acciones legales en su contra.

Según el comunicado difundido por la organización empresarial han pedido a Muñoz Medina que deje su cargo, y este ha presentado su "renuncia irrevocable" como vocal de este organismo. Desde la Cámara de Comercio aseguran que el Comité Ejecutivo ha tomado esta decisión por la "actitud reprobable y de ofensa" del empresario. "La actitud de Muñoz Medina es incompatible con lo que representa esta institución", apostillan.

El gobierno andaluz y el parlamento habían trasladado su repulsa a la Cámara de Comercio por lo ocurrido y le habían sugerido una respuesta más contundente que una simple amonestación del día anterior. 

Por su parte, la Cámara de Comercio ha reiterado sus disculpas a Rodríguez a través de un escrito horas más tarde de producirse el incidente, al considerar como "ofensivos hacia su persona los hechos acaecidos" asegurándole, además, que son hechos que "nunca deberían producirse".

Asimismo, durante la conversación telefónica que mantuvo el presidente de la institución con la portavoz parlamentaria, ha manifestado que "nunca se había producido una situación de ofensa a ningún representante político, en la institución cameral".

Un empresario septuagenario y de éxito 

Muñoz Medina es un reconocido empresario sevillano septuagenario, casado y con hijos, dueño de la empresa de decoración y muebles Guadarte, ubicada en el municipio de Alcalá de Guadaíra. 

Fundó la empresa en 1967 con apenas 50.000 pesetas, y hoy provee a grandes almacenes como El Corte Inglés, uno de sus principales clientes. En 2008, uno de los años más duros de la crisis, y tras ver cómo la burbuja inmobiliaria le estallaba en la cara al sector del mueble, su empresa cerró con 15 millones de euros de facturación y 160 empleados.

 No habla inglés, pero su compañía exporta a 52 países y un tercio de sus ventas salen del mercado internacional (Francia, Alemania, Italia, Portugal, Holanda, Emiratos Árabes o China, entre otros países). ​

Comunicado de la Cámara de Comercio de Sevilla

Sevilla, 24 de diciembre de 2016.- Tras los acontecimientos ocurridos en la sede institucional de la Cámara de Comercio de Sevilla, en los que se produjo una actuación “reprobable y de ofensa” a la persona de la portavoz parlamentaria del grupo Podemos, Doña Teresa Rodríguez, la Cámara de Comercio ha solicitado la renuncia irrevocable a su puesto como vocal del pleno de la Institución a Don Manuel Muñoz Medina, renuncia que ha sido aceptada por el empresario.

Informados los miembros del comité ejecutivo de la Institución, de los hechos ocurridos el día 20 de diciembre, tras la celebración de la última sesión plenaria, se ha decidido adoptar esta medida.

La Cámara de Comercio de Sevilla, reiteró sus disculpas a la Portavoz del grupo parlamentario a través de un escrito horas más tarde de producirse el incidente, al considerar como “ofensivos hacia su persona los hechos acaecidos” asegurándole, además, que son hechos que “nunca deberían producirse”.

Asimismo, en la conversación telefónica que manutuvo el Presidente de la Institución con la Portavoz, manifestó que “nunca se había producido una situación de ofensa a ningún representante político, en la Institución Cameral”.

En el escrito enviado a la Portavoz del grupo parlamentario de Podemos Doña Teresa Rodríguez, se ponía de manifiesto que “el vocal del pleno, el Señor Muñoz Medina, recibiría el apercibimiento que merecía su conducta”. Esta decisión le fue comunicada al vocal del pleno, manifestándole “que habiéndose recibido carta en esta Corporación de la Señora Teresa Rodríguez en la que manifestaba su malestar, se le reprobaba su actitud”.