Publicado: 07.10.2015 21:40 |Actualizado: 07.10.2015 23:30

'Capitán Koala', el otro Zapata:
"En este país hay cosas sobre
las que no se puede hacer humor"

La Audiencia Nacional imputa a un tuitero por mofarse del denunciante del edil de Ahora Madrid. "El humor negro no está pensado para humillar, simplemente es humor", explica.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:
Perfil de Capitán Koala

Perfil de Capitán Koala

MADRID.- “Me llamaron el viernes anterior a la declaración ante el juez para que pasase a recoger la citación por comisaría. No me indicaron quién presentaba la denuncia ni por qué motivo, únicamente que la citación era por un presunto delito de humillación a las víctimas del terrorismo y sus familiares”. De este modo conoció C.G., que utiliza en Twitter el pseudónimo de Capitán Koala (@perrus_pulgosus), que había sido imputado por la Audiencia Nacional. 

La denuncia se desencadena, curiosamente, a partir del caso Guillermo Zapata. El presunto delito que se le imputa a este internauta es mofarse del autor de la querella contra el edil madrileño, Daniel Portero, presidente de la asociación Dignidad y Justicia (DyJ). Capitán Koala contestó a un comentario de Portero referido a la polémica con el dirigente de Ahora Madrid: "Después del archivo de Zapata, ¿se atreve alguien a hacer un chiste de 'humor negro' conmigo o mi padre asesinado a tiros en la casa de Granada? Espero que no". El ahora imputado respondió con el mensaje por el que ahora se le juzga: "Claro que sí. ¿Le dices que me preste el colador?".

"Confieso que me dejé llevar por la situación. Se estaba debatiendo sobre la decisión de no imputar al concejal Zapata por sus chistes sobre Irene Villa y el señor que presentó la denuncia contra mí insistía en que esta chica debía testificar en contra del concejal, porque él lo decía así. Tras un buen rato de debate, este señor publicó su tuit en el que decía que 'a ver quién se atrevía a hacer un chiste de humor negro sobre su padre (asesinado por ETA) y que esperaba que nadie', ante lo cual varias personas respondimos a lo que considerábamos una provocación. Recalco el considerábamos porque habrá gente que no lo vea así y quiero dar única y exclusivamente mi punto de vista", relata a Público C.G., que ha quedado en libertad sin medidas cautelares. 



El caso de Capitán Koala no hace más que poner de manifiesto el aumento de la persecución a tuiteros a raíz del endurecimiento del Código Penal, con la Ley Mordaza, en pleno debate acerca de los límites de la libertad de expresión y la legalidad de los chistes de humor negro.  "El humor jamás debería tener límites. Si algo he aprendido con el tiempo es que el humor, el saber reírte de las cosas, ayuda a sobrellevar cualquier peso que puedas cargar encima. Soy el primero que hace comentarios humorísticos sobre la demencia senil, porque me ayuda a sobrellevar que mi madre la esté padeciendo. Soy el primero que hace chistes sobre trasplantes y demás, porque me ayuda a sobrellevar el hecho de que yo mismo sea una persona trasplantada. Pero no deja de ser humor. Y el humor es bueno", explica a la espera de la resolución de su caso.

"El humor jamás debería tener límites; soy el primero que hace comentarios humorísticos sobre la demencia senil, porque me ayuda a sobrellevar que mi madre la esté padeciendo"

En su opinión, "los tuits del señor Zapata se sacaron de contexto y, aún así, son humor y como tal deben de ser tomados. La señorita Irene Villa supo verlo así, reconociendo que no se había sentido ofendida, pero está claro que en este país hay cosas sobre las que jamás debe de hacerse humor ni ningún tipo de comentario. De las víctimas del franquismo, de las cunetas, etc... eso ya no toca". El imputado reprocha que se siente en el banquillo a tuiteros tan a la ligera. "A mí hay muchas cosas que pueden llegar a ofenderme/injuriarme y, antes de llegar a los tribunales, se puede hablar perfectamente y llegar a una solución pacífica. Supongo que eso nos habría ahorrado muchos dolores de cabeza", añade.

 A la pregunta de si se arrepiente de haber escrito aquel tuit a Portero,  responde poniendo peso al humor en la balanza: "es una pregunta complicada. Me arrepiento obviamente de que este señor pueda haberse sentido ofendido por un tuit mío. Pero por otra parte sigo pensando que el humor negro no está pensado para humillar o injuriar, simplemente es humor. La gente que se escandaliza con un chiste debería saber reírse más de las cosas", aclara.

"La gente que se escandaliza con un chiste debería saber reírse más de las cosas"

@perrus_pulgosus no es más que el protagonista de una tendencia claramente al alza. Cada vez más son los tuiteros que se tienen que sentar en el banquillo de los acusados por delitos de humillación a víctimas. "En su momento intentas ver la imputación con algo de humor, simplemente para no angustiarte con la situación en la que te encuentras. Pero mientras pasan los días y se monta el circo que tengo montado en mi cuenta de Twitter es imposible no pasarlo mal", confiesa.

No obstante, C.G., que ha recibido numerosos insultos y algunas amenazas tras la noticia de su imputación, vaticina más denuncias a tuiteros. "Está claro que la promulgación de una ley así -Ley Mordaza- implica miedo, que se nos teme por lo que decimos y por lo que hacemos, y se pretende silenciarnos, reprimirnos e, incluso, detenernos. Pero por suerte creo que la gente está por encima de esas cosas y seguirá protestando por lo que realmente cree justo. La gente no va a cambiar de pensamiento y conducta simplemente porque a los denunciantes les ampare una ley totalmente injusta. Yo al menos no lo haría", concluye.

Etiquetas