Publicado: 03.09.2015 21:44 |Actualizado: 03.09.2015 23:30

Carmena recibirá apoyo suficiente para aprobar su plan municipal de acogida de refugiados 

PSOE y Ciudadanos están de acuerdo en dar soluciones al drama, aunque coinciden en que ésa es una responsabilidad del Gobierno. CEAR teme que Rajoy se acomode, pero aplaude la preocupación de Madrid y otros consistorios por quienes sólo intentan salvar su vida.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:
Manuela Carmena, en su primera Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid. Archivo EFE

Manuela Carmena, en su primera Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid. Archivo EFE

MADRID.- Encantados de ser solidarios pero siempre que no se deje de exigir al Gobierno central que asuma su responsabilidad. Así han recibido los grupos municipales de la oposición la propuesta de Ahora Madrid de destinar 10 millones de euros al futuro plan con el que el Ayuntamiento entrará a formar parte de la red de ciudades de acogida de refugiados impulsada por Ada Colau desde Barcelona. 

Las portavoces locales de PSOE y Ciudadanos (este diario intentó sin éxito recabar la versión del PP de Esperanza Aguirre), Purificación Causapié y Begoña Villacís, son partidarias de contribuir a paliar el drama de aquellos que sólo intentan salvar sus vidas huyendo de países en conflicto. Pero también recuerdan que es el Gobierno central quien debe asumir esa responsabilidad y cumplir con los acuerdos firmados con la Unión Europea. 

Con todo, todo parece apuntar a que la alcaldesa Manuela Carmena recibirá apoyos suficientes para sacar adelante dicha medida a la hora de aprobarla en el Pleno del Consistorio. 



La partida anunciada ayer servirá para proporcionar a unas 250 familias  —según cálculos de la concejala de Igualdad, Marta Higueras— una solución habitacional permanente, garantizar la escolarización de los menores o prestarles asistencia sanitaria o psicológica, así como el acompañamiento necesario para que formalicen los trámites burocráticos que los convierten en refugiados. 

Causapié (PSOE): "Es el Gobierno de Rajoy quien debe coordinar los recursos para acoger a estas familias"

"Nosotros apoyamos los movimientos de las ciudades que, de forma autónoma, han decidido solidarizarse con esta situación dramática, pero es el Gobierno quien debe coordinar los recursos para acoger a estas familias que necesitan vivienda, escolarización, atención sanitaria y cierta intervención social para cubrir sus diversas necesidades", matiza Causapié. La socialista quiere impulsar incluso la unión de otros Consistorios a la iniciativa, pero también insta a Mariano Rajoy a dejar de ser un "cicatero". "España está demostrando que es mucho más solidaria que su Gobierno", concluye la portavoz municipal del PSOE.

Su homóloga naranja coincide con ella en parte. "El Gobierno tiene la obligación moral, ética y legal de acoger a estas personas, a quienes asiste el derecho de asilo", recuerda la jurista Villacís, que cree que es el Ejecutivo central quien debe ocuparse del problema y "buscar soluciones a largo plazo", así como "intentar mejorar las condiciones de vida de los refugiados en sus países de origen". 

Villacís (C's): "Hay que hacer un planteamiento a largo plazo porque no somos un país de oportunidades ; ¿cuál va a ser el futuro de esas familias aquí?"

Consciente, en cambio, de que ésa es una cuestión mayor que implica también a Europa, Villacís ha recibido con agrado el anuncio del plan municipal. Así, se muestra de acuerdo con que se aborde la "situación de emergencia" actual, aunque también matiza que esos 10 millones "pueden ser muchos o pocos, en función de cómo se administren". "Hay que darles solución habitacional, pero también se necesitan muchos recursos humanos para actuar con rapidez en cuanto a burocracia, apoyo en la escolarización... y, sobre todo, hacer un planteamiento a largo plazo porque no somos su país natural de acogida ni un país de oportunidades laborales. ¿Cuál va a ser su futuro aquí?", se pregunta, a la espera de que el Ejecutivo municipal detalle "los cómos" de su plan.

La portavoz de Ahora Madrid defendió en rueda de prensa el querer acoger "a todas las personas que huyen del horror" pero también reconoció que la iniciativa "debe terminar de definirse". Hasta ahora se desconoce con exactitud la cuota de refugiados que podría acoger la ciudad o si las viviendas serán o no de titularidad municipal. Pero lo que sí es seguro es que será uno de los temas que este viernes debatirán en la cumbre en la que se reunirán los nuevos alcaldes que han llegado al poder con candidaturas de unidad popular

6.000 peticiones de asilo para 1.000 plazas

Fue precisamente Ada Colau quien lanzó esta iniciativa de ciudades-refugio con una propuesta distinta de la que ahora ha impulsado Carmena: establecer un registro de familias dispuestas a acoger refugiados en sus casas. Una medida bien recibida también por la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), para quienes todos esos ofrecimientos de voluntarios ponen de manifiesto "que existe un sentimiento general de que esta situación es intolerable".

Según sus datos, en toda España existen menos de 1.000 plazas reconocidas de acogida mientras que las solicitudes de asilo se multiplican cada año. "Este año, en ocho meses, ya hemos alcanzado las 6.000 peticiones que se produjeron en todo 2014", lamentan fuentes de la organización, que denuncian que "en España no existe una verdadera política de asilo". 

Es por ello por lo que desde CEAR creen que la iniciativa de la red de municipios —a la que también se han adherido Valencia o Zaragoza, entre otras— puede servir para "dejar sin excusas a Rajoy" a la hora de negociar cuotas con Europa. "No podrá decir que aquí no caben, como [ya hizo el ministro de Interior, Jorge] Fernández Díaz", ironizan las citadas fuentes. Pero también temen que se produzca ese mismo efecto pero a la inversa: que el Ejecutivo central se acomode y eluda su responsabilidad para dejarla en manos de los Ayuntamientos. "Tiene que haber un presupuesto estatal bien distribuido para que no haya desigualdades y garantizar una red de recursos públicos, gratuitos y universales que preste los servicios y la atención especial que necesitan", concluyen.