Publicado: 06.02.2016 13:48 |Actualizado: 09.02.2016 16:16

La concejal de Cultura de Madrid, tras la polémica de los titiriteros: "Estamos indignados"

Celia Mayer ha anunciado que han procedido a denunciar a los responsables y ha aclarado que la empresa "envió una sinopsis de la obra que nada tiene que ver con el contenido que se representó ayer".

Publicidad
Media: 2.30
Votos: 10
Comentarios:
La delegada de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer, atiende a los medios de comunicación en la sede del consistorio.- EFE

La delegada de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer, atiende a los medios de comunicación en la sede del consistorio.- EFE

MADRID.- La concejal de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer, ha declarado este sábado que se encuentran "absolutamente indignados" tras lo sucedido ayer durante un espectáculo infantil de títeres en la que los actores exhibieron una pancarta en la que podía leerse "Gora ALKA-ETA".

Mayer ha transmitido que ha ordenado "con carácter inmediato el cese de la relación laboral con los programadores del Carnaval de Madrid y ese cese va a ser ejecutado por el Departamento jurídico de 'Madrid Destino' con suma brevedad".

Tras la denuncia de enaltecimiento de terrorismo de los padres durante la representación de la obra, el personal de la empresa 'Madrid Destino' paralizó la realización de la obra así como la Policía municipal. "La consejera delegada de 'Madrid Destino' y yo misma fuimos al juzgado de guardia y pusimos una denuncia contra la empresa de títeres por no cumplir el contrato al no ser una obra destinada hacia un público infantil", cuenta Celia Mayer.



"Nosotros recibimos un sinopsis de la obra que no tiene nada que ver con lo representado ayer en Madrid", aclaraba Celia Mayer durante unas declaraciones ante los medios este sábado, en las que no contestaba sobre su dimisión.

Respecto a las distintas voces que han exigido su cese, la delegada de Cultura ha respondido que "es verdad que hay un clima político de crispación, pero en este caso se ha producido un error de programación que ha ofendido a gente, y hemos tomado las decisiones políticas que teníamos que tomar", ha insistido.

El Ayuntamiento de Madrid ha informado de que "la retribución acordada por las labores desarrolladas era de 5.600 euros". Y que la compañía de títeres "había sido encargada de dos representaciones en horario infantil con una retribución prevista de 1.000 euros".

Ministro ve "repugnante" el número de títeres 

El ministro en funciones del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha calificado de "absolutamente repugnantes" estos hechos que, ha dicho, "traspasan todas las líneas rojas". 

"No se puede jugar con la apología y el enaltecimiento del terrorismo en ninguna circunstancia ni lugar, no se puede humillar a las víctimas, y si además se hace en el contexto de una fiesta infantil, adquieren unos niveles de reproche", añade Fernández Díaz.

"Confío en que la Audiencia Nacional estará una vez más en su lugar", declara . Además, el ministro en funciones ha criticado que el Ayuntamiento de Madrid haga una "mala interpretación" y una "aplicación sectaria" de la memoria histórica, independientemente de que ello pueda generar "división".