Público
Público

Un centenar de intelectuales andaluces se desmarcan de Díaz y piden referéndum en Catalunya

Un manifiesto rechaza la aplicación del artículo 155 que defiende la Junta y reclama “diálogo y mediación” en la crisis catalana.

Publicidad
Media: 4.03
Votos: 34
Comentarios:

Algunos de los intelectuales que han firmado el manifiesto.

Alrededor de cien intelectuales andaluces han torcido el guión oficial del Gobierno de Susana Díaz, alineado sin fisuras con los pasos que está dando el Ejecutivo de Mariano Rajoy en el conflicto catalán. La clase intelectual andaluza ha impulsado un manifiesto que, lejos de poner el acento en la semi intervención de la autonomía de Catalunya en aplicación del artículo 155 de la Constitución, como defiende la Junta, reclama “mediación” en la “crisis” secesionista, y propone designar a alguien que intermedie desde la imparcialidad entre el Gobierno de Rajoy y el de Carles Puigdemont.

Los firmantes reivindican la convocatoria de un referéndum "con todas las garantías democráticas"

Pero el llamamiento va más allá y es toda una enmienda a la totalidad contra la posición del Gobierno andaluz. Los firmantes reivindican la convocatoria de un referéndum “con todas las garantías democráticas”, una propuesta desechada por la Junta, pero avalada por los grupos más a la izquierda, Podemos e IU.

El manifiesto ha descolocado al Ejecutivo de Díaz, porque entre los firmantes aparecen muchos intelectuales “de cabecera” de la Junta (incluidos varios Hijos Predilectos de Andalucía), como el poeta José Manuel Caballero Bonald, los escritores Luis García Montero, Ángeles Mora y Juan de Loxa, el exjuez Baltasar Garzón y el catedrático de Derecho Constitucional Javier Pérez Royo, los cineastas ganadores de un Goya, Alberto Rodríguez y Benito Zambrano, los actores Juan Diego y Antonio de la Torre, o los músicos Kiko Veneno, el grupo Reincidentes y las cantautoras Lara Bello y Lucía Sócam.

El PSOE, al lado del Gobierno

Desde que el Parlament de Catalunya se situase abiertamente al margen de la Constitución y de la legalidad vigente, los pasados días 6 y 7 de septiembre, Susana Díaz ha tenido claro que en este debate no podía permanecer equidistante, y que nos encontrábamos ante “el mayor ataque al Estado de Derecho en 40 años de democracia”. El PSOE es ahora el principal aliado del Gobierno de Rajoy en la aplicación dura del artículo 155, defiende que lo urgente es reinstaurar la legalidad en Catalunya, devolver legitimidad a las instituciones que han vulnerado la Carta Magna, convocar elecciones autonómicas y, sólo a partir de ahí, reconducir el diálogo.

El manifiesto Andalucía por el diálogo aboga por una “resolución democrática a la crisis catalana”

Ningún miembro de la Junta de Andalucía ha reclamado diálogo ahora, y mucho menos una mediación externa. La clase intelectual andaluza cree, en cambio, que el debate no se limita al cumplimiento de la legalidad, y en los últimos días se ha movilizado para impulsar el manifiesto Andalucía por el diálogo, que aboga por una “resolución democrática a la crisis catalana”. “No queremos que se repitan las imágenes del 1 de octubre ni queremos seguir viendo a los responsables políticos metidos detrás de una barricada discursiva irresponsable y belicista con la calculadora de votos en la mano. Desde Andalucía pedimos fraternidad, diálogo y mediación”, reza el texto.

El escrito también lo firman personas del ámbito de la política, como el exDefensor del Pueblo de Andalucía, José Chamizo, o el profesor José Antonio Pérez Tapias, que disputó la secretaría general del PSOE a Pedro Sánchez en 2015. Los promotores de la iniciativa han creado una página web andaluciaporeldialogo.com para que cualquiera pueda sumarse a la lista de firmantes.

El manifiesto tiene trascendencia, no sólo por el peso de muchas de las personas de reconocido prestigio que lo suscriben, sino porque pretende elevar la voz de Andalucía en el debate territorial, más allá del contexto secesionista catalán. De ahí que el escrito reivindique el espíritu del 4 de diciembre de 1977 (4D), fecha emblemática en la que dos millones de andaluces salieron a la calle a reclamar una autonomía de primera, un nivel de autogobierno equiparable al de las comunidades históricas: Catalunya, Euskadi y Galicia.

"En Andalucía necesitamos protagonizar también este debate , hacer un balance riguroso de 40 años de nuestra irrupción como pueblo con aspiraciones políticas"

Es la misma reivindicación que viene haciendo Susana Díaz desde hace semanas, sin embargo, el mensaje de los intelectuales circula por una vía distinta, más próxima al discurso de Podemos e IU. “En Andalucía necesitamos protagonizar también este debate , hacer un balance riguroso de 40 años de nuestra irrupción como pueblo con aspiraciones políticas y proyectar una nueva Andalucía de la que nuestros hijos e hijas no tengan que marcharse para ganarse el pan”, dice el texto. Escritores, profesores, jueces, sindicalistas, artistas, músicos e incluso personas del ámbito de la religión auspician “desde Andalucía la apertura de un proceso constituyente sin precipitaciones y sin miedos”. Reclaman “nuevos marcos de autogobierno que Andalucía necesita”.

El manifiesto también es muy crítico con la intervención de la Policía y la Guardia Civil el pasado 1 de octubre, cuando tuvo lugar el referéndum ilegal de autodeterminación en Catalunya. “Desde Andalucía queremos hacer un llamamiento al diálogo y a la resolución democrática del conflicto y entendemos que deben dar un paso atrás las voces que pretenden conducir una crisis constituyente hacia una salida represiva y recentralizadora”, avisa el documento.