Publicado: 09.12.2013 09:26 |Actualizado: 09.12.2013 09:26

Cifuentes insiste en los "vínculos abertzales de la izquierda radical" de Madrid

La delegada de Gobierno en Madrid asegura que no está pensando en la Alcaldía. Reconoce que hay "malestar" en las bases del PP, pero no "una ruptura"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La delegada de Gobierno en Madrid Cristina Cifuentes ha vuelto a insistir en que existe una "conexión" entre "grupos de la izquierda radical de Madrid, como Izquierda Castellana, Bukaneros y grupos anarquistas con fines poco pacíficos, y el mundo abertzale". Además, ha querido dejar bien claro que esos grupos de la capital "están muy controlados", reconociendo así que existe un seguimiento policial a estos colectivos. Así lo ha asegurado la delegada en los Desayunos de TVE, repitiendo una teoría que ya expresó públicamente la semana pasada en El Mundo. Conviene recordar que ya fue admitida la denuncia que presentó la portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Ada Colau, contra Cifuentes por haber asegurado que dicho colectivo apoyaba a grupos cercanos a ETA. 

En la misma entrevista, tras ser preguntada sobre sus intenciones políticas, cuando desde algunos espacios se ha indicado que la mediática delegada sería un perfil posible para la alcaldía de la capital toda vez que la gestión de Ana Botella está costando duras críticas al ya tocado PP madrileño, Cifuentes ha asegurado que ahora no está "pensando en eso" y que su único objetivo es "trabajar en la Delegación de Gobierno". Siendo ella una fiel a Esperanza Aguirre, no ha querido criticar a Botella, pero tampoco defenderla enérgicamente. 

En esta línea, los periodistas también le han preguntado sobre el descontento entre las bases del PP y las fracturas internas que estarían surgiendo en su seno. "No sé si en el futuro nacerá otro partido. Hay malestar, pero no creo que haya una ruptura entre las bases del PP y su dirección", ha asegurado, justificando la situación afirmando que "cuando se gobierna se toman decisiones difíciles y algunas en contra del programa electoral, como subir los impuestos. Son decisiones que hay que tomar, aunque generen malestar en algunas personas".

En cuanto al debate sobre la Constitución abierto en los últimos meses y la apuesta soberanista de Catalunya, Cifuentes se ha preguntado "¿Para qué reformar la Constitución?", dejando bien claro cuál es el rumbo del PP, en clave de austeridad, recortes y recentralización de España. De esta forma, ha asegurado que reformaría la Carta Magna "para hacer una gestión más eficiente, para eliminar duplicidades y reformar las comunidades autónomas. No para hacer una ruptura, ni mucho menos unilateral, para romper la nación española".

Para Cifuentes, el anteproyecto de Ley de Seguridad Ciudadana es "un recién nacido que aún tiene que crecer". La delegada ha dicho que no tiene "ninguna duda" de que finalmente será modificada tras pasar por el Parlamento y las enmiendas de la oposición. Sí ha querido dejar claro que "hay cosas que había que actualizar, porque la anterior legislación tiene más de 20 años", y así ha agradecido a Interior que "haya reflejado problemas concretos que le planteamos desde la Delegación de Madrid, como el de los cunderos, los que transportan toxicómanos a los lugares en los que consumen".