Publicado: 01.03.2016 14:00 |Actualizado: 01.03.2016 14:00

Cinco cafés y muchas sonrisas en las primeras horas de Otegi en libertad

El dirigente independentista llegó a Elgoibar poco antes del mediodía. “A ver si traemos a todos los presos”, comentó desde el portal. Antes, en el camino, tomó su primer café junto a sus familiares y se enteró de que acababa de convertirse en “Trending Topic” a nivel mundial.

Publicidad
Media: 3.80
Votos: 5
Comentarios:
El exdirigente de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi, levanta los brazos a su salida del centro penitenciario de Logroño. EFE

El exdirigente de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi, levanta los brazos a su salida del centro penitenciario de Logroño. EFE

BILBAO.- Si trabajas en un restaurante a pie de carretera, no tiene nada de extraño que de repente entre una familia y te pida una ronda de cafés. Sin embargo, la sorpresa llega cuando te enteras que uno de ellos acaba de dar un discurso delante de una larga hilera de cámaras. Más sorprendente aún es que ese mitin haya sido a 200 metros de una cárcel, justo después de que tu cliente, al que acabas de servir un cortado, la abandonase tras seis años y medio de reclusión. No en vano, el protagonista de esta historia –y de este martes- es Arnaldo Otegi.

El político independentista ha tomado su primer café en libertad en el bar del hotel 'Ruta de Europa', situado sobre la carretera N-1, no muy lejos de los accesos de Vitoria. El reloj aún no había marcado las 11.00, y Otegi acababa de cumplir dos horas fuera de prisión. Algunas cámaras de televisión registraron su llegada al bar, situado a medio camino entre Logroño y Elgoibar. Sin que él lo supiese, a esa misma hora Pablo Iglesias y Albert Rivera debatían acaloradamente en Twitter sobre su figura.



De repente suena el teléfono. Una sonrisa vuelve a dibujarse en su rostro. Será difícil que hoy la pierda. En el medio, con el cortado a punto de acabarse, aparecen algunas cuestiones técnicas: estar libre significa, entre otras muchas cosas, entender qué es eso del Twitter o del Whatsapp. Muchas cosas han cambiado desde aquel 13 de octubre de 2009, cuando la Policía Nacional, siguiendo órdenes del juez Baltasar Garzón, perpetraba un duro golpe contra los abertzales que buscaban sentar las bases de un nuevo tiempo político en la izquierda abertzale. En aquellos días, Whatsapp no era nada popular. Tampoco lo era Twitter, que durante esta jornada ha visto cómo el hashtag #OtegiFree se convertía en 'trending topic', otro término que ha descubierto a lo largo de la agitada mañana.

“Vuelvo a casa”

Un café y algunas llamadas después, los Otegi volvieron a subir a la furgoneta que los llevaría hasta Elgoibar, el pueblo al que pertenecen. A última hora de la mañana, el mítico dirigente de la izquierda independentista vasca ya estaba en esa localidad guipuzcoana. “Vuelvo a casa. A ver si traemos a todos los presos”, dijo desde el portal.

No fue la única ocasión en la que hizo referencia a los más de 300 presos abertzales que aún siguen detrás de los barrotes. Unas tres horas antes, cuando varios jóvenes andaluces le pidieron que se hiciese una foto con ellos, recordó especialmente a Rafa Diez, ex secretario general del sindicato LAB, quien fue detenido en el marco de la misma operación policial y que seguirá encarcelado hasta la primavera de 2017. “Ahora tenemos que sacar a Rafa”, comentó.

Las emociones continuaron a flor de piel en su casa de Elgoibar. Allí comió con su familia, algo que no había podido hacer en los últimos seis años y medio. Fue un buen momento para recargar fuerzas de cara a una tarde que volverá a estar plagada de emociones: a las 18.30, sus vecinos le rendirán un cálido homenaje en la plaza del pueblo. Habrá música. Faltarán su madre y su suegra, quienes fallecieron durante su etapa en prisión.