Publicado: 20.11.2016 22:06 |Actualizado: 20.11.2016 22:06

Colau, Forcadell y entidades por la memoria se comprometen a acabar con la impunidad del franquismo

Una amplia representación de las instituciones y de la sociedad civil catalana denuncian la ausencia de justicia reparadora para todos los que padecieron la represión de la dictadura franquista por su implicación en la lucha por las libertades. 

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:
Colau, Forcadell y entidades por la memoria se comprometen a acabar con la impunidad del franquismo.- LAURA SAFONT

Colau, Forcadell y entidades por la memoria se comprometen a acabar con la impunidad del franquismo.- LAURA SAFONT

BARCELONA.- Òmnium Cultural y otras entidades de la sociedad civil catalana han elegido uno de los inmuebles más significativos de la represión, la cárcel Modelo de Barcelona, para reclamar justicia por los crímenes de la dictadura.

Pero en ese mismo acto, y en otros que han tenido lugar en el aniversario de la muerte del dictador, dirigentes políticos y personas que padecieron directamente la represión franquista han puesto el acento en el déficit democrático que trajo consigo el llamado régimen del Transición.



Se trata, probablemente, de la última vez que la prisión Modelo abre sus puertas para un acto público, porque este centro penitenciario, obsoleto, situado en el centro de la ciudad y de infausto recuerdo para tanta gente, debería estar cerrado desde hace tiempo.

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, ha anunciado que pronto, con la Generalitat, podrán hacer del terreno que hoy ocupa la Modelo un espacio para la memoria y para equipamientos al servicio de la ciudadanía. “La lucha contra los crímenes del franquismo sigue viva entre todos los pueblos del Estado”. “Nuestro anhelo es gritar justicia y reparación”, ha dicho al tiempo que recordaba que el Ayuntamiento se ha personado en dos causas y “colidera una red de ciudades contra la impunidad”.

Se trata, probablemente, de la última vez que la prisión Modelo abre sus puertas para un acto público

Colau, que ha concluido su discurso con una reivindicación de la República, ha señalado la necesidad de que la lucha contra la impunidad sea universal, debido al “rebrote del fascismo” en diferentes países.

Criticas a la Ley de Amnistía

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, por su parte, ha insistido en que esa impunidad debería “indignar a todos los ámbitos judiciales y políticos de este país” y se ha mostrado orgullosa por el paso que dio la cámara que preside a favor de la reparación jurídica para las víctimas. Y el Conseller de Justicia de la Generalitat, Carles Mundó, ha afirmado que cada día “tenemos muestras de que el franquismo no ha muerto del todo”.

“El Estado español es todavía cómplice de los crímenes del franquismo”, ha dicho el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart. “No permitiremos nunca más que el 20N sea un día de exaltación del franquismo”, “la ley de Amnistía sirvió para que fueran ministros los que antes habían firmado penas de muerte”, ha añadido.

Entre los asistentes se encontraban, entre otros, los tenientes de Alcalde de Barcelona Gerardo Pisarello y Jaume Asens; el representante del PDECAT en el mismo ayuntamiento, Xavier Trias; el exdiputado de la CUP David Fernández; la alcaldesa de Berga, Montserrat Venturós; el exdirigente de ERC Josep Lluis Carod Rovira; la hermana de Salvador Puig Antich, Montserrat; la abogada Magda Oranich, así como dirigentes de los sindicatos y de las principales organizaciones soberanistas.

Òmnium Cultural reclama que el espacio que hoy ocupa la cárcel Modelo se convierta en un centro para la memoria de la represión durante el franquismo. Por la mañana, en el Paraninfo de la Universitat de Barcelona, ha tenido lugar otro acto de homenaje a las personas represaliadas por su implicación en la lucha contra la dictadura y a favor de las libertades.

El historiador Josep Fontana ha explicado que "la Transición fue un pacto para tirar hacia delante sin pasar cuentas

El historiador Josep Fontana ha explicado que "la Transición fue un pacto para tirar hacia delante sin pasar cuentas de los crímenes de franquismo ni compensar a las víctimas", y en la misma línea, Borja de Riquer, ha señalado que los gobiernos de izquierda que ha tenido España durante los últimos cuarenta años no han sabido solventar, por sus "prudencias excesivas", los problemas derivados del cierre en falso del período del período de la dictadura.

.En este acto, organizado por la Generalitat, el Conseller de Asuntos Exteriores y Relaciones Institucionales, Raül Romeva, ha recordado las causas abiertas hoy en día contra cargos electos independentistas y ha indicado que el proceso soberanista "entronca con la lucha contra el franquismo, por la libertad, los derechos y la democracia. “El miedo fue el instrumento de control del franquismo”, ha explicado el Conseller.