Público
Público

Congreso del PP Rajoy quiere mantener su escaño al menos hasta el congreso que elegirá a su sucesor

Oficialmente, nadie en el PP tiene claro si el líder de la formación se aferrará a su acta de diputado después de que designen a su nuevo presidente. Hay quienes recuerdan que Felipe González se mantuvo en el Congreso durante 8 años tras perder el Gobierno, pero también quienes afirman que el expresidente querrá dejar la Cámara Baja cuanto antes.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su escaño. EFE/Archivo

Mariano Rajoy sorprendió hace una semana con su renuncia a la Presidencia del PP, pero en el "punto y final" a su actividad política no entraba su escaño en el Congreso de los Diputados.

Distintas fuentes del grupo parlamentario del Partido Popular en la Cámara Baja explican a Público que el todavía presidente de esta formación no piensa decidir sobre su acta de diputado, al menos, hasta que concluya el congreso que designará a su sucesor al frente del PP, el próximo 21 de julio.

En su partido no quieren anticipar qué hará el expresidente del Gobierno con su escaño, que físicamente hoy se ubica una fila detrás de donde estaba hace apenas 10 días, cuando aún no había sido desalojado de La Moncloa por la moción de censura de Pedro Sánchez, actual jefe del Ejecutivo.

Entre las filas conservadoras hay quienes recuerdan que el expresidente Felipe González mantuvo su acta como diputado hasta 2004, exactamente 8 años después de perder sus últimas elecciones como candidato y líder del partido, ante José María Aznar.

No obstante, hay también quienes plantean que Rajoy podría estirar el chicle al menos unos meses. En otras fuerzas parlamentarias, existe la teoría de que el líder del PP podría aferrarse a su escaño para blindarse, de cara a los casos judiciales que diversos tribunales mantienen abiertos sobre su partido.

Esta última hipótesis tiene poco peso, teniendo en cuenta que el expresidente seguirá siendo aforado salvo que renuncie formalmente a incorporarse al Consejo de Estado, en el que hoy participa su antecesor en el cargo, José Luis Rodríguez Zapatero.

Por ello, y conociendo el carácter de Rajoy, hay quienes auguran que intentará dejar su escaño lo antes posible. En el PP hay quienes insisten en que ha sido un buen presidente, "y será un buen ex", además de incidir en que Rajoy no querría robarle los focos a su sucesor o sucesora.

Ausencia en el pleno

Lo que sí parece claro, aunque el PP no quiera responder públicamente a esta cuestión, es que Rajoy tiene previsto hacer el mínimo número posible de apariciones en el Congreso.

Fuentes de su partido afirman incluso que el expresidente del Gobierno no tiene previsto asistir a las sesiones plenarias que tendrán lugar la próxima semana y la siguiente, con la intervención de Sánchez; tampoco al pleno que previsiblemente se convocará en julio para tratar la aprobación del techo de gasto.

Nadie puede descartar que Rajoy asista puntualmente a alguna votación, pero este martes ni siquiera acudió en este punto. Su sillón permaneció vacío durante toda la jornada.

Feijóo, Santamaría y Cospedal, tres incógnitas

Y, mientras la Comisión Organizadora del XIX congreso del PP avanza en la preparación del cónclave, quienes hasta ahora han sonado como posibles candidatos se niegan a despejar incógnitas:el presidente de Galicia, Alberto Núñez-Feijóo -claro favorito-, la exvicepresidenta del Gobierno y hoy diputada, Soraya Sáenz de Santamaría, y la secretaria general y exministra de Defensa, María Dolores de Cospedal.

Ninguno de los tres descarta postularse. Este martes, en el Congreso, desde el entorno de Cospedal y Santamaría despachaban todas las cuestiones dejando todas las puertas abiertas, cuidándose mucho de adelantar uno solo de sus pasos.