Publicado: 28.07.2015 19:16 |Actualizado: 28.07.2015 19:39

Así contrataba la red Púnica: "Me suda la polla el nombre de la empresa. Es el adjudicatario"


El primer teniente de alcalde de Valdemoro al empresario que dirigía la trama: "A tus órdenes".  Le daba igual a qué compañía había que adjudicar en el concurso amañado; sólo le interesaba que, al día siguiente, "me estén soltando el millón de pavos al ayuntamiento"

Publicidad
Media: 3.60
Votos: 5
Comentarios:
marjaliza

Francisco Granados y David Marjaliza, a la derecha. EFE

MADRID.- El ex primer teniente de alcalde de Valdemoro y concejal de Hacienda José Javier Hernández (PP) deja claro en las conversaciones intervenidas en el sumario del 'caso Púnica' que las adjudicaciones que hacía el Ayuntamiento se hacían a dedo. "Va a ser la empresa que este señor traiga, que me suda la polla el nombre, cómo se llame, qué pinta él, que no pintan, van a ser los adjudicatarios y no va a ser otro", asegura.

La Guardia Civil grabó esta conversación el 30 de julio de 2014 entre el entonces teniente de alcalde de la localidad madrileña y el constructor y presunto líder de la red corrupta, David Marjaliza, socio y amigo de la infancia de Francisco Granados,el exconsejero de la Comunidad de Madrid y exsecretario general del PP.

El concurso público que se iba a resolver era la adjudicación de una parcela municipal, según se desprende de la conversación ya que el edil no quiso detallar en su declaración ante la Guardia Civil quiénes eran los adjudicatarios del contrato.

Marjaliza quiere saber el motivo del retraso en adjudicar el concurso. Y el edil apremia al constructor: ya le ha explicado a "esta gente" que la parcela será suya. Pero, al menos, quiere saber el nombre de la empresa que se va a beneficiar de esta parcela municipal; quiere que "esta gente" le diga "la empresa que se va a presentar al concurso".

Javier Hernández: Le he dejado muy claro que el único adjudicatario de esa parcela, van a ser esta gente. Me suda la polla como se llame, el que la compre, la empresa, su puta madre, que tendrá que cumplir con todos los requisitos que saquen en el pliego y el único que va a poder comprar esa parcela o no se venderá jamás serán ellos. No, no, si eso yo lo tengo claro".

David Marjaliza: Pues ya está.

Javier Hernández: Joder, pero es que yo coño, necesito que me diga la empresa con la que se va a presentar para en el documento que hagamos, voy a poner la empresa tal, con representación de tal, se va a presentar....


La conversación entre ambos prosigue en los mismos términos. "La empresa va a ser esta, con este CIF y con este no se qué, y yo soy el barrendero", comenta el exconcejal. "Administrador", matiza Marlajiza.

El teniente de alcalde insiste en que necesita saber "la empresa Pepito Jiménez, con CIF no se qué y domicilio en no sé cuánto, y ya está y se acabó el problema". "Ya está y el representante legal soy yo y punto", añade Marjaliza. "Ea y ya está", apostilla Hernández.

Que suelten "un millón de pavos"


El antiguo cargo público de Valdemoro, que es copropietario de un taller de reparación de vehículos, deja claro al constructor que el adjudicatario del concurso para hacerse con la parcela tiene que estar al corriente de pago de la Seguridad Social y presentar el correspondiente aval. "Sí, claro, todas las cosas legales", contesta Marjaliza.

De esta forma, según explica, "al día siguiente" la empresa le puede estar "soltando el millón de pavos al Ayuntamiento, que es lo que me está haciendo falta. Y ya está, ese va a ser el objetivo y no va a ser otro sino este señor con la empresa que venga. Me suda la polla de quién sea, ya lo sabré cuando esté en el concurso", explica.

'Estamos los tres juntitos a tus órdenes'


Hernández también explicita en otra conversación fechada el pasado 1 de agosto que su misión en el Ayuntamiento es favorecer los intereses de Marjaliza. "Estoy aquí con tus dos... Estamos los tres juntitos, a tus órdenes", le dice en referencia a él mismo, el arquitecto municipal José Luis Navarro, también imputado en el procedimiento, y un tercer técnico local.

En su declaración ante la Guardia Civil, que se produjo el pasado 29 de octubre, el exconcejal fue preguntado por qué "continuamente, casi a diario", iba informando a Marjaliza de las "novedades de todos los temas importantes" que ocurrían en la localidad. "Para conocer su criterio", responde antes de añadir que da "el mismo trato al resto de empresarios que acuden al Ayuntamiento en beneficio de las arcas municipales".

En todo caso, el imputado no consigue recordar los detalles sobre varias concesiones realizadas al constructor, como las licencias para montar una gasolinera y una bolera o la adjudicación del servicio de recogida selectiva de ropa usada mediante contenedores instalados en la vía pública.