Publicado: 17.07.2015 18:09 |Actualizado: 17.07.2015 18:09

Correa se desvincula de la trama Gürtel y niega que conociera a Camps

El cerebro de la trama Gürtel ha hecho estas afirmaciones durante el juicio que se sigue en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana por los contratos de la Generalitat con la trama para el montaje de su expositor en la feria de turismo Fitur.

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:
Correa dice que es posible que Camps pidiera al "Bigotes" hacer campañas en Valencia

Correa se desvincula de la trama Gürtel y niega que conociera a Camps

El empresario y presunto cabecilla de Gürtel, Francisco Correa, ha negado hoy su vínculo con la trama corrupta, ha asegurado que solo coincidió con el expresident de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, en la boda de la hija de José María Aznar, y que nunca ha hecho regalos a cargos públicos. Correa ha hecho estas afirmaciones durante el juicio que se sigue en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) por los contratos de la Generalitat con la trama Gürtel para el montaje de su expositor en la feria de turismo Fitur.

El acusado, para quien la Fiscalía pide diez años de prisión por los delitos de malversación, tráfico de influencias y cohecho, ha roto su silencio tras cinco años en los que ha asegurado que se ha sentido "indefenso" ante las intervenciones de sus comunicaciones telefónicas por parte del juez Baltasar Garzón. Correa ha centrado su defensa en desvincularse del grupo de empresas que supuestamente integraban la trama Gürtel, entre ellas Orange Market y Special Events, que pertenecían al grupo FCS, y que la Fiscalía sostiene que responde a las iniciales del acusado, Francisco Correa Sánchez.



Según ha afirmado, las iniciales corresponden a "Formación, Comunicación y Servicios", y su consideración como "grupo" fue una "estrategia comercial" para dar una imagen en el extranjero de que era una empresa "importante", pero que "no era un grupo como tal", ya que las firmas que lo integraban funcionaban de forma "independiente". Correa ha señalado que inició su actividad empresarial en 1988 tras dejar una multinacional, y en 1994 creó, junto a otros socios, la compañía Formación, Comunicación y Servicios, que actuaba en el "ámbito privado", a la que después se sumaron varias firmas.

En el año 1988-1999, ha relatado, se desvinculó de la dirección, que pasó a Rafael de León y después a Pablo Crespo, y que a partir de entonces su papel era de "asesoramiento", ya que pasaba largos periodos en el extranjero. Correa se ha negado a responder a preguntas de la Fiscalía en cuestiones como si entre los años 2000 y 2009 tenía "cajas de seguridad" en Caja Madrid, por no tener, según ha asegurado, ninguna relación con el caso Fitur que se juzga en este tribunal, y no ha dado por "válidas" conversaciones como la que mantuvo con Pablo Crespo en la que éste le pide instrucciones para una operación empresarial.

A preguntas sobre si tenía relación con altos cargos de la Generalitat Valenciana, ha asegurado que tenía vínculos "con personas del PP en Madrid" pero no en Valencia. Ha asegurado que con el expresident de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, coincidió una sola vez, en la boda de la hija de José María Aznar, y con el ex secretario general del PPCV, Ricardo Costa, "dos o tres veces" en comidas o cenas con Álvaro Pérez.

La Fiscalía sin embargo ha aportado al juicio dos grabaciones telefónicas, una en la que se escucha una conversación entre Camps y Correa, en la que el primero le da recuerdos al segundo de Costa, y una segunda en que el empresario le dice a Costa que "va a ser el próximo presidente del Gobierno". Preguntado también por la fiscal sobre una declaración previa suya en la que aseguró que cuando a "Alvarito se le acabó el trabajo con Mariano Rajoy, Francisco Camps le pidió irse a Valencia", ha respondido que Álvaro Pérez conocía al expresident valenciano "como a otros presidentes".

Ahora bien, ha añadido que es posible que el expresident de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, le dijera a Álvaro Pérez el Bigotes, jefe de Orange Market: "Por qué no te animas y te vienes a Valencia a hacer alguna campaña". Correa ha negado asimismo haber hecho regalo alguno a cargos públicos cuando ha sido preguntado por el reloj de la marca Hublot que supuestamente la trama regaló a la exconsellera de Turismo Milagrosa Martínez, procesada también en esta causa. El juicio se retomará el próximo 1 de septiembre con la declaración de Pablo Crespo, supuesto número dos de la trama.