Publicado: 20.08.2014 13:05 |Actualizado: 20.08.2014 13:05

Crisis en UPyD por la rebelión de Sosa Wagner, que pide pactar con Ciudadanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El seísmo de las elecciones europeas continúa con sus réplicas entre los partidos políticos. Esta vez es Unión Progreso y Democracia (UPyD), que no consiguió los resultados deseados y continúa siendo un partido minoritario. La irrupción de Podemos, el desafío soberanista catalán y la inminencia de las elecciones municipales y autonómicas ha llevado a algunos líderes a rebelarse contra los acuerdos internos y a reclamar una colaboración con el otro pequeño partido constitucionalista, Ciudadanos.

El cabeza de lista europeo, Francisco Sosa Wagner, abrió fuego con un artículo publicado el pasado 19 de agosto donde reclama la necesidad de reforzar la alternativa política que representan ambas formaciones minoritarias y alcanzar una unidad de acción, respetando la singularidad de cada una de ellas.

El eurodiputado de UPyD ha denunciado que su artículo no exista en la web de su formación: "Acuda usted a la página web oficial del partido y busque mi artículo, no lo encontrará. Esto no puede ser. Esta zafia manipulación de la información no puede ser. Pero esto yo lo atribuyo a que las organizaciones, no sólo políticas, tienen una inercia que a menudo es perversa y que hay que romper", ha explicado en declaraciones a COPE.

El filósofo Fernando Savater, cofundador de UPyD, ha salido en apoyo de Sosa Wager, que calificó de persona "muy respetada y escuchada" en UPyD, por lo que "su actitud tiene que tener un eco, por lo menos abrir el debate" en la formación.

Savater ha recordado que en las elecciones del 25 de mayo perdieron la oportunidad de aprovechar la sangría de votos del PP y PSOE: "Es una lección que hay que aprovechar", sentencia.

Pero Rosa Díez, cofundadora de UPyD, no quiere secundar esta propuesta y aspira a hacer cumplir lo aprobado en el congreso magenta. "El programa que han votado los ciudadanos está por encima de la coyuntura", ha advertido hoy y sostiene que le deben "un respeto" a sus afiliados, que se pronunciaron en contra de esta coalición en el congreso del pasado noviembre.

La tensión interna no se centra sólo en la estrategia, sino también en el estilo de dirección de UPyD. Si hay una denuncia recurrente entre los críticos internos es el autoritarismo. Todo aquel que se sale de este partido acaba denunciando esta práctica. Y Sosa Wagner no se ha quedado atrás: reclama a su partido que se libere de la "zafia manipulación" y "de las prácticas autoritarias que anidan en su seno, prácticas que desembocan en la expulsión constante de afiliados o en su sepultura en vida cuando deciden permanecer en sus filas acogidos a un ominoso silencio".

Palabras que han dolido a Rosa Díez, quien esta miércoles desmentía las "falsas imputaciones" de Sosa Wagner, a quien reprochaba que "jamás" había oído defender al eurodiputado esa coalición y cree que podría haberlo hecho "en el congreso de UPyD celebrado en noviembre, y que presidió el propio Wagner", o "en el consejo político del que es miembro", o "durante la campaña de primarias". "En fin, ni antes, ni durante, ni después", ha dicho en una entrevista en RNE.

"La democracia son formas y procedimientos, y esta manera de expresar esa opinión me parece inaceptable. Las cosas no se hacen así", ha criticado Díez porque, según ha explicado, la posición del partido se establece con el debate interno a través de sus órganos.

Así, Díez ha recordado que Sosa Wagner votó a Jean-Claude Juncker como presidente de la Comisión Europea en contra del criterio de la dirección del partido y que también votó en la legislatura pasada un acuerdo con Marruecos en contra de la posición del partido en relación con el Sahara "sin que ocurriera nada". En UPyD se "respeta" la postura de Wagner y siempre se protege "la libertad de expresión y voto" de sus diputados.

Rosa Díez cuenta con el apoyo del diputado y actor Toni Cantó, quien recuerda que fueron las bases las que rechazaron la simbiosis con Ciudadanos en el pasado congreso: "Yo no soy quién para llevarle la contraria al noventa y tanto por ciento" de los afiliados, ha resaltado.

A Wagner y Savater se han sumado de forma pública UPyD de Ávila y sus portavoces Ana Domínguez y Manuel Vicente. En una nota de prensa, defienden la colaboración con Ciudadanos. En su opinión, las elecciones europeas han cambiado "radicalmente" el panorama político: "España no puede permitirse que UPyD no esté convenientemente representado en las instituciones".