Público
Público

Daniel de Alfonso: “Yo no me voy a comer el marrón de ser el tío que graba al ministro”

El director de la Oficina Antifraude confirma a Público ser la persona que se reúne con el ministro en busca de escándalos sobre ERC y CDC, que afecten a la votación del 9N de 2014. Las reuniones las organizó la mano derecha del número dos de la policía, José Ángel Fuentes Gago.

Publicidad
Media: 3.43
Votos: 40
Comentarios:

Daniel de Alfonso, director de la Oficina Antifraude de Catalunya.

MADRID.- “Comerme el marrón de ser el tío que graba una conversación con el ministro no lo paso, no paso ni aunque me llenen con 10 litros de vino y me emborrachen. No y no y no”. Así de tajante se muestra Daniel de Alfonso, director de la Oficina Antifraude de Catalunya, después de que Público haya desvelado que participó en dos reuniones, el 2 y el 16 de octubre de 2014, con Jorge Fernández Díaz en su despacho del Ministerio del Interior. Reuniones que fueron grabadas y a las que ha tenido acceso en exclusiva Público, en la que el titular de Interior conspira con el jefe de Antifraude para fabricar escándalos contra líderes catalanes soberanistas.

“Ni he grabado, ni voy a grabar ni permitiría que nadie me grabara y no estoy dispuesto a que la oficina Antifraude caiga por los intereses de nadie. En las conversaciones se verá que jamás me he avenido a hacer nada que pueda contravenir ninguna norma”.

Sin embargo, los expertos consultados explican que “hay diferentes ruidos de roce, llegadas de mensaje o la cercanía y lejanía de las voces que indican a que fue De Alfonso quien grabó con su teléfono”. El director de la Oficina Antifraude argumenta que “estoy convencido de que mi teléfono ha podido estar intervenido, porque cuatro veces he cambiado de móvil por sospechas” y añade que “he tenido monitorizado el teléfono por la Policía. Lo he tenido monitorizado porque cuando he tenido sospechas les he dicho “mirarme a ver por si me han entrado, me han invadido, me han lo que sea”. Las veces que lo he preguntado me han dicho que no, que nunca”.

Pero para De Alfonso existe la posibilidad de que haya sido la cúpula policial quien haya podido utilizar su teléfono para grabar las conversaciones con el ministro, porque el organizador era su amigo el inspector jefe José Ángel Fuentes Gago, personal de confianza del comisario Eugenio Pino, que ahora se jubila como Director Adjunto Operativo de la Policía. “Yo he confiado en ellos, y me he confiado y el contacto sí era José Ángel Fuentes Gago. Ahora, nunca pensé ni hubiera pensado que a mi me tuvieran el teléfono monitorizado para hacer cosas parecidas”.

Telefono 'zombie'

En una segunda conversación con Daniel de Alfonso, este volvió a no descartar la opción de que la cúpula policial pudiera haber empleado su teléfono para grabar al ministro Jorge Fernández Díaz: “Si a mí me quieren implicar, oye, si a ellos les han pillado y ahora quieren sacarse el muerto de encima, yo no estoy dispuesto a comerme eso, ni mucho menos. Porque entre otras cosas el que tendría que querellarme soy yo, me han estado grabando a mi”.

Precisamente, hace una semana se desveló en otra investigación judicial, que personal de confianza del director adjunto operativo grabó y distribuyó una grabación hecha ilegalmente al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y a la Unidad de Asuntos Internos de la Policía. Según De Alfonso, estas grabaciones ilegales “sabemos todos que existe, pero tú piensas que estás a salvo de esto, que nadie se va a atrever una cosa así". "Ahora, si me lo han hecho, que pague el que tenga que pagar, si me han hecho el teléfono zombie, que pague quien tenga que pagar, me da igual que sea mi amigo, que sea mi contacto, que sea lo que sea… Estoy dispuesto a contar lo que tenga que contar y a defender lo que tenga que defender. Si no fuera así, te juro que mañana presento la dimisión”, ha hagregado.

Y reitera: “No voy a comerme nada que no haya hecho, no voy a dar mi brazo a torcer. Me he enfrentado muchas veces a políticos y no me voy a amilanar”.