Público
Público

Moción de censura a Rajoy Todos los detalles del debate de la moción de censura que debes conocer

El candidato no tiene límite de tiempo para la exposición de su programa y puede contestar a cada portavoz o en conjunto, mientras que los ministros pueden tomar la palabra en cualquier momento también sin límite de tiempo.

Publicidad
Media: 4.60
Votos: 5
Comentarios:

El líder de Podemos, Pablo Iglesias,antes de comparecer en rueda de prensa en el Congreso en la que anunció su intención de abrir una ronda de encuentros con el resto de partidos para presentar en los próximos días una moción de censura contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. EFE/Javier Lizón

El debate sobre la moción de censura que se inicia este martes en el Congreso de los Diputados tiene hora de arranque – las nueve de la mañana – pero se ignora totalmente cuál será su duración y en qué momento se realizará la votación. El desarrollo de la sesión plenaria de la Cámara baja está completamente regulado, pero deja un margen sobre el tiempo de determinadas intervenciones que hace difícil hacer un cálculo.

Pablo Iglesias, el candidato propuesto en la moción de censura, no tiene un límite de tiempo establecido para realizar la exposición del programa con el que pretende formar Gobierno, según establece el Reglamento de la cámara en su artículo 177. Tampoco tiene límite de tiempo la defensa de la moción que, previamente, realizará la portavoz del grupo parlamentario de Unidos Podemos- En Comú Podem - En Marea, Irene Montero.

Ese mismo criterio se aplica en el Reglamento para las posibles intervenciones de los miembros del Gobierno, como en el resto de los debates. Los ministros pueden tomar la palabra en cualquier momento del debate y hacerlo sin límite de tiempo alguno. Eso sí, si lo hacen abren un turno de réplica y duplica con el candidato.

En consecuencia, resulta muy aventurado establecer el instante en que finalizará el debate. En mayo de 1980, en la primera moción de censura del grupo socialista al Gobierno de Adolfo Suárez, con Felipe González como candidato, los parlamentos se extendieron durante más de 20 horas a lo largo de tres días. En la jornada central la sesión se prolongó hasta bien entrada la madrugada del día siguiente. En la segunda moción de censura, en marzo de 1987, de Alianza Popular contra el Gobierno de Felipe González, con Antonio Hernández Mancha como candidato, los debates duraron menos, algo más de 15 horas.

La sesión del martes se iniciará a las nueve de la mañana con la intervención de la portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, para defender la iniciativa. Será un parlamento “largo y denso”, según fuentes del grupo parlamentario, que se alargará más de una hora.

Se da como seguro – así pasó en las anteriores mociones - que un miembro del Gobierno intervendrá para rebatir sus argumentos. Esa función podría recaer en la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, mano derecha de Rajoy. Es lo que hicieron sus homólogos en las dos mociones de censura anteriores. Eso daría paso a un debate entre ambas sin límite de tiempo.

A continuación llegará el turno al candidato Pablo Iglesias. Las citadas fuentes auguran una intervención “en torno a las dos horas”, es decir un parlamento muy extenso “para exponer el programa político del Gobierno que pretende formar”, según explica el Reglamento de la cámara. A partir de ese momento se abren más incógnitas en torno a si el Gobierno solicitará tomar la palabra para contestarle.

En cualquier caso, es probable que cuando termine Iglesias su intervención – algo que ocurrirá a hacia las dos de la tarde - la presidenta del Congreso de los Diputados, la popular Ana Pastor, decrete un receso para la comida. Entonces, si no interviene el Gobierno, será la hora de los grupos parlamentarios.

Los diferentes portavoces de los grupos de la cámara intervendrán por orden inverso a su importancia numérica, de menor a mayor, empezando por el grupo mixto que deberán repartirse la media hora que el Reglamento concede a cada grupo parlamentario. Luego tomarán la palabra los representantes de los grupos del PNV, de ERC, de Ciudadanos, de Unidos Podemos, socialista y popular.

Tras cada una de sus intervenciones el candidato puede intervenir para responder sus parlamentos, lo que puede generar a su vez un debate – los portavoces tienen 10 minutos para las réplicas y otros cinco minutos para las dúplicas - que, indudablemente, alargará la duración de la sesión. Entre medias pueden intervenir los ministros que pidan la palabra. Por ejemplo, en la moción de censura de 1980 lo hicieron siete miembros del Gobierno de Suárez.

“Es muy difícil que todo el debate puede liquidarse en una sola jornada”, explican a Público fuentes parlamentarias conocedoras de este tipo de debates. Además, queda en el aire la incógnita de cuándo intervendrá el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien está obligado, en términos políticos, no reglamentarios, a hacer uso de la palabra en una sesión en la que formalmente está en juego su puesto de trabajo. Fuentes del Gobierno han explicado a este diario que “las decisiones (sobre la intervención de ministros y de Rajoy) se tomarán en función del desarrollo del debate, en el momento”.

Una polémica subyace antes de iniciarse la sesión en torno a quien debe cerrar el debate, es decir, quién tiene la última palabra. El Gobierno, con el apoyo de la presidenta Pastor, otorgan ese “derecho” al Gobierno – muy probablemente a Rajoy -. Sin embargo, fuentes parlamentarias conocedoras del reglamento y de la práctica parlamentaria sostienen justamente lo contrario: debe ser el candidato Pablo Iglesias. Así ocurrió en 1980 y en 1987.