Publicado: 25.02.2016 13:59 |Actualizado: 25.02.2016 13:59

Dimite la directora de la cátedra de Memoria Histórica de la UCM tras la polémica con el callejero franquista

La profesora Mirta Núñez Díaz-Balart puso su cargo a disposición del rector, Carlos Andradas, el pasado viernes. Este jueves ha formalizado su renuncia por escrito.  

Publicidad
Media: 3.20
Votos: 10
Comentarios:
La profesora de la UCM Mirta Núñez

La profesora de la UCM Mirta Núñez

MADRID.- La profesora Mirta Núñez Díaz-Balart ha presentado su dimisión como directora de la Cátedra de Memoria Histórica de la Complutense, al no sentirse apoyada por el Rectorado de esta Universidad en la reciente polémica sobre la eliminación de los vestigios franquistas del callejero de Madrid.

Mirta Núñez puso su cargo a disposición del rector, Carlos Andradas, durante la reunión celebrada el viernes por la Comisión Mixta de Seguimiento de la Cátedra, tal y como ha podido confirmar este medio. En esa reunión estaban representadas las cuatro entidades fundadoras: la propia Complutense, la Asociación de la Memoria Social y Democrática (Amesde), la Fundación 1º de Mayo y la Fundación Largo Caballero.



La profesora Núñez ha formalizado hoy, jueves, su dimisión por escrito, según ha podido saber este medio de fuentes cercanas a la Universidad.  El punto culminante que ha acabado con la dimisión de la profesora fue la polémica sobre los vestigios franquistas del callejero de Madrid que se produjo tras la publicación en la prensa de un listado atribuido a la Cátedra, pero que en realidad ésta no había elaborado. Mirta Núñez pidió entonces al Rectorado un desmentido oficial que nunca se produjo.

Asimismo, la gota que colmó el vaso fueron las palabras de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, denostando y criticando duramente el presunto trabajo de la Cátedra a raíz de las informaciones publicadas en prensa cuando se trataba de un callejero franquista falsamente atribuido a la Cátedra. 

Finalmente, la Cátedra renunció al convenio negociado con el Ayuntamiento para asesorarle en la revisión del callejero, por entender que no se daban las condiciones de sosiego necesarias para un trabajo de investigación como el que el acuerdo requería.