Publicado: 09.02.2016 14:41 |Actualizado: 09.02.2016 20:40

​Doble juego del PP: pide su escaño a Barberá, pero blinda su aforamiento

La exalcaldesa de Valencia entra en la Diputación Permanente del Senado y se garantiza seguir aforada aunque se disuelvan las Cortes con otros comicios.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 8
Comentarios:
Rita Barberá en el Senado / EUROPA PRESS

Rita Barberá en el Senado / EUROPA PRESS

MADRID.- El Partido Popular ha consumado este martes una doble jugada que deja en entredicho sus deseos reales y expresos de ser contundente contra la corrupción política y los presuntos corruptos. A menos de un día de que el portavoz del PP, Pablo Casado, pidiera a Rita Barberá, senadora y exalcaldesa de Valencia durante 24 años, que diera "un paso atrás", el grupo conservador en el Senado ha incluido a la aforada en la Diputación Permanente, el órgano que da continuidad a las Cortes entre periodos de sesiones y entre legislaturas.

Barberá, que será suplente en la Permanente, puede así conservar su aforamiento aunque se convoquen nuevas elecciones si fracasa el intento de Pedro Sánchez, líder del PSOE, de ser investido y formar Gobierno. Además, Barberá será vocal en dos comisiones: la de Constitucional, que iba a presidir pero de la que ha sido apartada, y la de Economía.



Las explicaciones del PP sobre la situación de quien fuera todopoderosa regidora y miembro del PP —que, incluso, se permitía 'recordar' en los mítines a Mariano Rajoy, presidente del Gobierno y del PP, que de Valencia "salían" muchos votos para él— se contradice con las actuaciones. Por un lado, desde Génova se pide a Barberá que dé "un paso atrás" y se le retira la presidencia de la Comisión de Constitucional en el Senado, que ocupará Juan José Lucas, expresidente de Castilla y León y de la Cámara Alta.

Por otro lado, y pese a penalizar visiblemente a la senadora electa por las Corts, el PP recuerda una y otra vez que Barberá no está imputada ("investigada" es el nuevo término en la Ley de Enjuiciamiento Criminal), aunque su aforamiento, precisamente, impide que la Justicia autonómica y/o provincial lo haga.

60.000 euros de sueldo en ausencia

La exalcaldesa, de momento, no tiene previsto acudir al Senado esta semana, ni siquiera a la reunión del Grupo Parlamentario Popular en el Senado que Rajoy presidirá mañana miércoles 10. Con su ausencia, por tanto, Barberá tampoco se ganará el sueldo de 60.000 euros anuales como mínimo que le corresponde por un escaño con muchas ventajas y poca dedicación.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha sido hasta ahora la más contundente con la senadora valenciana. "Yo si fuera ella, dimitiría", sostuvo la jefa del Ejecutivo madrileño hace unos días, pero nadie la secundó, más allá de las suaves recomendaciones vertidas desde la calle Génova y de la advertencia lanzada por el presidente del Gobierno en funciones, asegurando que, en caso de ser imputada, Barberá será tratada como cualquier militante.

De momento, las últimas grabaciones obtenidas en las investigaciones —del móvil de la mujer del exvicealcalde Alfonso Grau y concejala de Cultura— parecen ya contener serios indicios de que el blanqueo de dinero por parte del PP valenciano era un hecho, publica hoy 'El País'. Y Barberá estaría al tanto de todo.