Publicado: 18.01.2016 08:04 |Actualizado: 18.01.2016 08:04

EH Bildu apuesta por un “frente amplio” con Otegi como candidato

A tres meses de que el líder independentista abandone la cárcel, la coalición abertzale inicia un “proceso de reflexión” para “relanzar” su proyecto.

Publicidad
Media: 3.40
Votos: 5
Comentarios:
El lider independentista saldrá de prisión en tres meses. EFE (Aarchivo)

El lider independentista saldrá de prisión en tres meses. EFE (Aarchivo)

BILBAO. -Abril no será un mes más en el calendario de la política vasca. Seis años y seis meses después de su último encarcelamiento, el histórico dirigente abertzale Arnaldo Otegi volverá a estar en libertad. Para entonces, sus compañeros de EH Bildu ya habrán concluido un proceso de asambleas locales que arrancará este lunes y que tratará de volver a situar a la coalición independentista en los lugares más altos de las quinielas.

Sus puntuaciones cayeron seriamente en las elecciones generales del pasado 20 de diciembre, en las que la izquierda nacionalista vasca cosechó uno de los peores resultados de su historia. El éxito de Podemos, que se situó como la fuerza más votada de Euskadi, ha sido su condena.

Sin embargo, en las filas del independentismo creen que este fracaso podría dar paso a un nuevo ascenso meteórico en las encuestas, sobre todo si Otegi –tal como apuntan todas las apuestas- se convierte en el candidato a lehendakari de cara a las elecciones autonómicas del próximo otoño. Este golpe de efecto no podría ser impedido por los tribunales, ya que el ex portavoz de Batasuna no ha sido inhabilitado para ocupar cargos públicos. Dicho de otra forma, nada ni nadie podría impedir que su rostro ocupe todos los carteles de la próxima contienda electoral.

A falta de una confirmación oficial sobre su posible candidatura, la dirección de EH Bildu intentará recibirle con una organización consolidada. Para ello, la coalición abertzale –compuesta por Sortu, Eusko Alkartasuna, Aralar y Alternatiba- han puesto en marcha un proceso asambleario, mediante el cual tratarán de corregir errores y, ante todo, reivindicarse como una alternativa popular y de izquierdas con posibilidades –y aptitudes- de acceder al gobierno autonómico.

“El pasado otoño ya hicimos una apuesta por la transformación de EH Bildu hacia un movimiento más participativo, construido de abajo a arriba”, señaló a Público uno de sus portavoces, Oskar Matute, quien admitió que los resultados electorales del pasado 20 de diciembre no hicieron más que acelerar ese proceso. “En estos momentos vemos la necesidad de profundizar aún más la apuesta por la toma de decisiones colectivas”, remarcó.

El plazo para celebrar las asambleas se prolongará hasta el próximo domingo 24. Según indicó Matute, en esas reuniones no habrá un debate de ponencias preestablecidas, sino que sólo se contará con una “reflexión muy breve” elaborada por la mesa política de la coalición. “Recogeremos las distintas vías de acción que vean oportunas las bases para fortalecer el proyecto de EH Bildu, y a partir de ahí construiremos un relato colectivo que posteriormente volverá a ser contrastado con las asambleas para comprobar que sea fiel a lo planteado”, apuntó.



300 asambleas

En el último proceso de debate interno de esta organización –realizado en vísperas de las elecciones generales para definir los cabezas de lista de cada provincia- se celebraron unas 300 asambleas, en las que participaron alrededor de 6.500 personas. De cara a esta nueva fase, los responsables de la izquierda independentista estiman que podrían alcanzarse datos similares.

“El objetivo fundamental es ensanchar nuestra base social y apostar por la construcción de un frente amplio que pueda atraer a más personas”, apuntó Matute. A falta de conocer lo que defina la militancia, el portavoz incidió en la necesidad de “relanzar” este proyecto y “mejorar su ligazón” con las “luchas sociales y políticas”. A partir de abril, Otegi podría volver a capitanear ese barco.