Publicado: 18.03.2016 11:00 |Actualizado: 18.03.2016 11:00

Una empleada de Nóos confiesa al tribunal que nunca hizo ningún trabajo

Firmó el contrato para estar dada de alta en la Seguridad Social porque le faltaba poco tiempo para jubilarse, pero nunca trabajó. "A esa empresa yo no he entrado para nada", ha afirmado ante el tribunal.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Fotografía tomada de una pantalla en la sala de prensa de la Escuela Balear de la Administración Pública (EBAP) en Palma, donde se celebró el pasado miércoles la vigésima jornada del juicio por el caso Nóos, durante la declaración del testigo Mario Sorrib

Fotografía tomada de una pantalla en la sala de prensa de la Escuela Balear de la Administración Pública (EBAP) en Palma, donde se celebró el pasado miércoles la vigésima jornada del juicio por el caso Nóos, durante la declaración del testigo Mario Sorribas (c). EFE/CATI CLADERA

PALMA.- Una mujer que estuvo contratada por una empresa del grupo Nóos ha confesado hoy ante el tribunal que firmó el contrato para estar dada de alta en la Seguridad Social porque le faltaba poco tiempo para jubilarse, pero nunca realizó ningún trabajo. "A esa empresa yo no he entrado para nada", ha afirmado.

No cobró nada y firmó el contrato porque se lo llevó su hija, que también estuvo contratada por Nóos, ha declarado la mujer por videoconferencia.

La mujer ha sido advertida por el tribunal varias veces de su obligación de decir la verdad, ante sus dudas y reticencias a responder quién le indicó que estaría contratada aunque no trabajaría.



"Yo ya lo sabía que no iba a trabajar", ha señalado, y sobre si fue su hija quien le explicó que sería así, ha respondido: "Seguramente, no me acuerdo pero sabía que no iba a trabajar".

El fiscal y la abogada de Manos Limpias han puesto en duda que su hija, que también ha declarado como testigo y que estuvo contratada cuatro años por Virtual Strategies y Nóos Consultoría, trabajara realmente.

Ha explicado que realizó labores administrativas de archivo y encuestas para tres proyectos sobre ciclismo, juguetes y óptica, y que no coincidió nunca con otros compañeros de trabajo que no fueran Diego Torres y una recepcionista.

La mujer ha relatado que le permitieron trabajar desde su casa cuando se quedó embarazada aunque ha admitido que nunca tuvo correo electrónico de la empresa.

El juicio del caso Nóos alcanza hoy la vigesimosegunda jornada, en la que está previsto que declaren 16 testigos, 15 de ellos por videoconferencia.

Etiquetas