Publicado: 09.12.2013 15:48 |Actualizado: 09.12.2013 15:48

ERC romperá con CiU si la pregunta no plantea la independencia

Si CiU optara por otra vía, con el apoyo de ICV, Esquerra no dudaría en pedir a la ciudadanía que haga "una demostración de su fuerza"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Tenemos clarísimo que una mala pregunta abocaría el proceso a un callejón sin salida y lo hipotecaría durante décadas", ha afirmado en rueda de prensa la portavoz de Esquerra Republicana de Catalunya, Anna Simó. De esta forma, la formación que no aceptará "una pregunta de la consulta que sea un fraude a la ciudadanía", por lo que si hay una mayoría favorable a una "mala pregunta" y que no sea sobre la independencia, "Esquerra no la abonará".

El socio de la derecha catalana ha querido darle así un toque de atención al presidente de la Generalitat, Artur Mas, instándole además a iniciar esta misma semana las negociaciones para pactar la pregunta y la fecha de la consulta soberanista. Simó considera que esta reunión debería ser la culminación solemne de una ronda de contactos discretos entre las diversas fuerzas políticas, y ha recalcado que "una mala pregunta llevaría el proceso a un callejón sin salida, lo dejaría en stand by, lo abortaría, e hipotecaría durante décadas el futuro de Catalunya".

En esta situación, ERC no dudaría en pedir a la ciudadanía que haga "una demostración de su fuerza", pero en cambio, no condicionará la negociación presupuestaria "ni se plantea alterar el calendario previsto del Presupuesto", si bien "esperamos que tampoco se altere el de la fecha y la pregunta", ha puntualizado Simó.

La inquietud que hay en ERC por el hecho de que CiU no haya querido aún empezar la negociación aumenta ante el temor a que los partidos que hasta ahora no han dado a conocer una propuesta concreta acaben aprobando una pregunta "inclusiva", con un redactado ambiguo o confuso, que deje abierta la posibilidad de una "tercera vía" distinta a la independencia o a mantener la situación actual. ERC "no avalará" que se pregunte por nada distinto que no sea si Catalunya tiene que ser un estado independiente o no, ha querido dejar claro Simó, puesto que entiende que "es esto lo que la gente pide en la calle y no preguntar sobre otras cosas".

"ERC ya ha dicho hace tiempo qué pregunta quiere -ha recordado-, y entiende que debería ser como la de Escocia, a fin de que los catalanes puedan votar si quieren o no la independencia, mientras que el resto de fuerzas políticas no plantean propuestas", ya sea porque "no las tienen claras o porque desean jugar a la ambigüedad". De este modo, ha hecho un llamamiento a la ciudadanía "para que nos ayuden a seguir presionando a fin de que la fecha de la consulta sea en 2014 y, sobre todo, para que haya una pregunta clara, honesta y que todo el mundo entienda de qué va".

ERC "no avalará" que se pregunte por nada distinto que no sea si Catalunya tiene que ser independiente

En la perspectiva de que pudiera haber una "pinza" entre CiU e ICV-EUiA que contara con mayoría parlamentaria suficiente como para aprobar una pregunta confusa, Simó se ha mostrado rotunda al advertir que "ERC no abonará un fraude a la ciudadanía".

Sobre la entrevista al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, que hoy publican varios diarios europeos, Simó ha lamentado "los argumentos rancios, viejos y alejados de lo que es una democracia moderna del siglo XXI que utiliza para negar la consulta que quieren la inmensa mayoría de catalanes". "No dice cómo ni cuándo se puede modificar la Constitución, por lo que los partidarios de terceras vías y reformas constitucionales no se a qué santo se encomendarán después de leer esta entrevista".